Salud

La "falsa seguridad" de las mascarillas: no son efectivas contra el coronavirus

La mayoría de las infecciones respiratorias se contagian por vía indirecta, a través del tacto y las superficies, donde "los virus pueden vivir hasta 24 horas", según el experto en salud pública Vicente Baos.

logo
La "falsa seguridad" de las mascarillas: no son efectivas contra el coronavirus

EP

Resumen:

Entre el 22 y el 24 de enero, tras saltar la alerta por el coronavirus, las farmacias españolas vendieron un 330% más de mascarillas que el año anterior, según los datos de Cofares, principal distribuidora nacional. El nuevo virus (2019-nCoV) que empezaba a extenderse en China causando síntomas de neumonía empezaba a alarmar al mundo y miles de ciudadanos acudían a las farmacias a hacerse con un acopio de mascarillas, pese a que en España no se había confirmado (tampoco ahora, una semana después) ningún caso.

No es de extrañar que los españoles quisieran comprar mascarillas cuando las imágenes que llegaban desde China mostraban miles de ciudadanos llevándolas. Lo lógico es pensar que puedan servir para evitar al virus pero, ¿realmente es así? ¿Hay que hacerse con una si aún no lo hemos hecho?

La respuesta de dos expertos en enfermedades infecciosas y protección del paciente es la misma. No. «Las mascarillas apenas protegen de una infección respiratoria como esta y, es más, son peligrosas porque crean una falsa sensación de seguridad», indica Vicente Baos, médico y especialista en salud pública.

Y es que las mascarillas, indica Baos, «no están pensadas para protegerse sino para no eliminar gérmenes, es decir, para que las lleve el propio enfermo». Especialmente inútiles son las mascarillas tipo quirúrgico (la que llevan en la imagen de arriba): «Creer que sirven para filtrar el aire es un error muy grave. El tamaño de los virus es muy pequeño y puede atravesar perfectamente esa barrera», indica el médico.

Son peligrosas porque crean una falsa sensación de seguridad»

Critica también especialmente este tipo de mascarillas Fernando de la Calle, miembro de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc). «Las de tipo quirúrgico no valen para nada, para encontrar efectos habría que acudir a las de tipo FFP2, que podrían tener eficacia en el ámbito de convivencia con una persona enferma, pero no son un medio efectivo en el entorno que tenemos».

Además, incide Baos en que las mascarillas también corren el riesgo de ser más ineficaces si no se utilizan correctamente. «Si se reutilizan o se colocan mal, aún se vuelven más ineficaces».

Ambos expertos coinciden en que la mayoría de los contagios no se producen de forma directa (que alguien te tosa en la cara) sino indirecta, a través del tacto y las superficies. «Los virus pueden vivir hasta 24 horas sobre una superficie metálica o plástica», afirma Baos. La barra del metro, las escaleras mecánicas o las mesas de un restaurante pueden ser transmisores eficaces, por tanto.

Y lo más eficaz es… lavarse las manos

Si las mascarillas no son efectivas, ¿qué hay que hacer? Lo primero, recomiendan estos expertos, lavarse las manos con frecuencia. «Lavarse las manos y usar algún desinfectante de manos es la forma más eficaz de eliminar los gérmenes y evitar que entren en contacto con nosotros o los transmitamos a otras personas», explica Baos, que recuerda que «la distancia considerada de seguridad para que alguien no te transmita los virus de forma directa es un metro».

Además, De la Calle subraya que al toser «hay que taparse la boca con el antebrazo o el codo, no con la mano, porque si se pone la mano al final se quedan ahí los virus y se transmiten». «En España hay muy poca cultura de esto, hay que enseñar a la gente cómo hacerlo», añade Baos.

Otro error del que advierte Baos es de usar más de una vez los pañuelos de papel. «Son realmente de un solo uso. Si se reutilizan al final se tocan los virus y se pasan a la mano», apunta el médico. «Para protegernos de los virus podemos ir al ejemplo de nuestras abuelas, que por la mañana siempre ventilaban la casa», añade De la Calle.

Comentar ()