Ayer se anunciaba que España elevaba el nivel de alerta por el nuevo coronavirus, del escenario 1 de contención se pasó a un nivel 2 de «contención reforzada», «por el cambio a peor en la evolución de la enfermedad», informó Illa. Posteriormente, la Comunidad de Madrid decretó la suspensión de las clases en todos los centros educativos, desde infantil hasta la universidad, públicos y privados.

Muchos padres y madres se ven perjudicados por esta medida que afecta desde mañana a todos los niveles educativos. Estos se ven incapaces de gestionar el hecho de tener a los niños en casa durante dos semanas.

Milanuncios, la plataforma onlineexperta en el mercado de segunda mano, en la que se han podido encontrar anuncios de personas dispuestas a ofrecer sus servicios como canguros o cuidadores, ha registrado un incremento del 217% en las ofertas de gente ofreciéndose como canguro. Del mismo modo, se ha incrementado en un 81% la demanda de este tipo de servicios y un 54% la búsqueda de la palabra “canguro”.

Los adultos deben explicar a los niños el cierre de escuelas “con tranquilidad y lógica”

La profesora del Grado en Psicología de UIC Barcelona y psicóloga escolar Blanca Batllori ha afirmado que los adultos deben explicar a los niños “con tranquilidad y lógica” el cierre temporal de las escuelas en Madrid, La Rioja y Vitoria a causa del aumento de casos de coronavirus. Batllori ha recomendado a los padres explicar la situación a los menores “de manera sencilla, poniendo ejemplos de la vida cotidiana, dando respuestas claras y sin permitir que el miedo les invada”, teniendo en cuenta que “los niños están expuestos a mucha información”.

Durante el tiempo que los menores permanezcan en casa, la psicóloga ha afirmado que es necesario “organizarles un horario” y “explicarles que no están de vacaciones, que deben seguir con sus tareas escolares según la edad y el curso”. “Pasarse dos semanas en casa mirando la televisión o jugando a la consola no es positivo. Es recomendable encontrar también momentos para hacer actividades al aire libre según la edad”, ha recalcado.

Batllori también ha explicado que desde que irrumpió el coronavirus se están recomendando determinadas medidas de contención que, llevadas al extremo, pueden convertirse en “rituales y obsesiones” entre algunos niños y adolescentes, como “lavarse las manos de manera exagerada, querer salir de casa sólo con mascarilla o alejarse de los niños que tosen o estornudan”. “Tranquilizarlos, hablar con ellos y no mostrarnos exagerados les ayudará a reducir este tipo de respuestas”, ha asegurado la psicóloga, que ha insistido en que “si nosotros mostramos preocupación excesiva, aumentará su ansiedad”.