Salud

Detienen a una turista por no salir de la piscina del hotel pese a la prohibición

Los hechos han ocurrido en un hotel Paradise Park, situado en el sur de la isla de Tenerife

Aunque España está en Estado de Alarma por la pandemia de coronavirus, parece que algunos turistas no quieren renunciar de ninguna manera a lo que tenían previsto. Es lo que le ha pasado a una turista en un hotel de Tenerife, que fue detenida el lunes por la tarde por la Policía Nacional tras negarse a abandonar la piscina pese a la prohibición de bañarse.

La piscina del Hotel Paradise Park, en el sur de la isla, estaba acordonada desde el lunes por la mañana para evitar la propagación de virus, pero esta turista británica decidió saltarse la prohibición y comenzó a bañarse. «El personal del hotel habló con ella para que saliera y ella hizo caso omiso», afirman desde la dirección del Paradise Park a este periódico. «Después vino la seguridad del hotel y nada, por lo que tuvimos que llamar a la Policía».

Cuando llegaron los dos agentes de la Policía Nacional a las instalaciones, la turista seguía en el agua y negándose a salir de la piscina. Ante la negativa de la señora, uno de ellos se quitó el traje y saltó al agua para sacarla. En las imágenes se observa cómo la turista abandona después el complejo escoltada por los agentes.

El Estado de Alarma y el turismo, un balance complicado

El Hotel Paradise Park, como muchos de la zona, están en estas fechas casi siempre repletos de turistas británicos que huyen de las islas para disfrutar de unos días de sol. Sin embargo, esta vez el escenario es totalmente diferente. «No muchos entienden lo que es el significado del Estado de Alarma», señalan desde el hotel. «Nosotros hemos traducido todo para que lo lean y comprendan la situación. Hay muchos turistas molestos, como esta señora, pero la mayoría se lo están tomando bien.

El Sindicato Unificado de Policía ha colgado el vídeo en redes sociales con un mensaje en inglés, dirigido a los turistas británicos que están en las islas, para recordarles que están obligados a seguir las indicaciones de la Policía Nacional. «Que esto no se vuelva a repetir. Sean responsables, es una emergenciaSanitaria. La gente se esta muriendo», indica el Sindicato

El estado de alarma decretado por el Gobierno contempla sanciones para quienes no cumplan las restricciones acordadas y que afectan a todo el territorio nacional para luchar contra la pandemia del coronavirus. Las multas pueden ir de 600 euros por desobedecer a la Policía hasta 600.000 euros por poner en peligro muy grave la Salud de la población.

Comentar ()