Las personas podrían transmitir el nuevo coronavirus, cuya enfermedad se conoce como Covid-19, a los perros, gatos y hurones, si bien todavía no está confirmado que la transmisión se produzca a la inversa, según señala el Ministerio de Sanidad en un nuevo documento científico-técnico sobre el virus.

A esta conclusión se ha llegado tras detectarse dos casos de perros con síntomas respiratorios y digestivos en Hong-Kong (China) y de un gato en Bélgica que vivían con una persona infectada con el nuevo coronavirus.

Además, tal y como explica Sanidad en el informe, en estudios experimentales, se ha observado infección en gatos y hurones, con replicación activa del virus en vías respiratorias. Una situación que también se ha observado, aunque con «mucha menor intensidad» en los perros.

Respecto a cerdos, gallinas y patos, el departamento que dirige Salvador Illa asegurado que no se ha logrado observar replicación activa del virus tras la inoculación experimental. «Estos datos indican que podría haber transmisión de humanos infectados a perros, gatos y hurones de forma ocasional, y se desconoce si la transmisión podría ocurrir de estos animales a los humanos», detalla Sanidad.

De hecho, no se sabe por ahora el modo en el que pudo transmitirse el virus de la fuente animal a los primeros casos humanos, si bien «todo apunta» al contacto directo con los animales infectados o sus secreciones.

En estudios realizados en modelos animales con otros coronavirus se ha observado tropismo por las células de diferentes órganos y sistemas produciendo principalmente cuadros respiratorios y gastrointestinales, lo que podría indicar que la transmisión del animal a humanos pudiera ser a través de secreciones respiratorias y/o material procedente del aparato digestivo.