La zona de ocio La Marina, en las antiguas instalaciones portuarias de València, ha revocado los permisos de ampliación de las terrazas a los cuatro locales en los que este fin de semana se han incumplido las medidas de distanciamiento y han permitido masificación de gente, además de desarrollar actividades fuera del horario permitido, y les ha abierto un expediente sancionador.

Así lo ha anunciado este lunes el director general del Consorcio gestor de este espacio, Vicente Llorens, quien ha informado también de que se van a instalar cámaras para controlar el cumplimiento de las distancias de seguridad y el uso de mascarillas y evitar concentraciones de gente.

Llorens ha realizado estas manifestaciones tras visitar este lunes las obras de los tinglados 4 y 5 de La Marina, junto al alcalde de València, Joan Ribó, quien ha asegurado que «es imprescindible» que se respeten las normas» y ha añadido que se van «a poner serios» para que así sea por toda la ciudad, informa Efe.

Ribó ha recordado que estamos en un proceso de desescalada y «si no se hace de forma cuidadosa y con cierta disciplina», se podría «ir marcha atrás», lo que, a su juicio, «sería terrible para la economía y para la moral de las personas y su desánimo».

El concejal de Protección Ciudadana, Aarón Cano, ha detallado que se han realizado diez propuestas de sanción a diferentes locales ubicados en La Marina en la última semana y que siguen trabajando en «nuevas acciones legales en virtud de sus reiterados incumplimientos de las normas fijadas en la fase 1 de la desescalada».

Ha agregado que estudian medidas legales para solicitar el cierre temporal de aquellos establecimientos que no puedan garantizar la seguridad en sus terrazas durante la desescalada.

El Ayuntamiento ha decidido revocar la autorización de ampliación de la terraza que tenían los cuatro locales de La Marina implicados

Según Cano, la Policía Local ha inspeccionado mesas, controlado aforos y vigilado el respeto de las distancias de seguridad en locales de toda la ciudad y en la última semana, se han impuesto 42 propuestas de sanción a terrazas por incumplimiento.

Llorens ha valorado que «la mayoría de los empresarios de La Marina están actuando con responsabilidad y siguiendo el protocolo de seguridad establecido» y ha incidido en que el hecho de «que haya algunos que no cumplan no ha de manchar el trabajo del resto».

«Vamos a ser inflexibles. La avaricia no puede lanzar a perder todo lo que estamos consiguiendo como sociedad y como Marina», ha añadido Llorens, quien ha incidido en que «no se pueden tolerar» imágenes como las vistas en algunos locales este fin de semana.

Tras esta situación ha indicado que el consorcio ha decidido revocar la autorización de ampliación de la terraza que tenían los cuatro locales implicados, que ya han recibido la notificación y no podrán abrir más espacio de terraza cuando ofrezcan comidas o cenas.

Además, ha informado de que en virtud de los informes de la Policía Local, han iniciado tres expedientes sancionadores a estos establecimientos porque además «incumplen en alguno casos el contrato con La Marina», ya que «solo puedes servir comidas y cenas pero no copas a las seis de la tarde».

También ha informado de la instalación de cámaras de grabación de imágenes para evitar concentraciones y avisar a la Policía si se detectan, además de para controlar que se cumple el distanciamiento y el uso de mascarillas.