Los datos de fallecidos en la epidemia de coronavirus han vuelto a presentar desajustes este martes, las 35 muertes notificadas como nuevas se elevaban hasta 283 en la cifra global, de la que a su vez ayer habían desaparecido casi 2.000 fallecidos. Un desbarajuste en los datos que, según ha confirmado hoy el portavoz del Comité Técnico de la Desescalada, Fernando Simón, seguiremos viendo en los próximos días: «Aún tenemos algunos cientos de fallecidos que hay que saber ubicar a lo largo de la epidemia», ha reconocido.

Aunque Sanidad ha incidido en la mejora de la calidad de los datos que se recogen para analizar la evolución de la epidemia, lo cierto es que los desajustes se siguen produciendo también con las comunidades autónomas. Por ejemplo, Andalucía ha reportado 14 muertos del día de ayer mientras que según el informe diario de Sanidad, la región no registraría ni un solo fallecido en la última semana.

Otros de los datos que llevan tiempo desaparecidos de los informes son el número de sanitarios contagiados y el de infecciones resueltas, que Simón ha dicho se ofrecerán semanalmente a partir de ahora y seguramente «el jueves o viernes».

Por qué el 8-M sí y el congreso evangélico, no

En plena polémica por los infors de la Guardia Civil que han provocado el cese del jefe de la Guardia Civil en Madrid y el número dos del cuerpo, Simón ha explicado hoy por qué no se prohibió la manifestación del Día de la Mujer pero sí se dijo varios días antes a una comunidad evangélica que no celebrara un Congreso.

Según ha recordado Simón, ya el día 3 de marzo se recomendó «la no celebración de congresos médicos o de celebración de eventos con participación importante de personas procedentes de países de alto riesgo», una última condición que cumplía, ha afirmado, el evento que estaba organizando la comunidad evangélica de Madrid.

«Por eso los eventos de entre el 6 y el 8 de marzo que no entraban en esas recomendaciones no se suspendieron», ha indicado, «otra cuestión es lo que se observó el día nueve en incremento de casos».

Simón también ha afirmado hoy que el luto oficial que comienza mañana por los fallecidos de coronavirus «es un homenaje bien merecido» aunque ha pedido a la gente que se sume «manteniendo las medidas de seguridad adecuadas».