El informe de Sanidad de este jueves eleva de los 30 de ayer a 52 la cifra de muertos por COVID-19 en la última semana, pero sigue sin actualizar la cifra total, que se mantiene en 27.136 desde el pasado 7 de junio. El portavoz técnico para la desescalada, Fernando Simón, había reiterado en varias ocasiones que se estaban revisando «duplicados, en otras errores en la transcripción de datos y se está corrigiendo».

Por otro lado, la epidemia cuenta hoy con 143 nuevos contagiados de coronavirus  diagnosticados en las últimas 24 horas, una cifra similar a los 141 reportados ayer y que mantiene la tendencia a la baja. De los 143 contagios registrados, 69 corresponden a Madrid, 16 a Cataluña y 14 a Canarias. El resto de comunidades autónomas reportan menos de 10 contagios diagnosticados con fecha de ayer.

Los contagios con inicio de síntomas en los últimos siete días pasan de 154 a 143 y los que han iniciado síntomas en las últimas dos semanas bajan de 735 a 701. Madrid y Cataluña siguen siendo las dos regiones que aportan el mayor número de casos. Asturias, Ceuta, Melilla, La Rioja y Murcia no reportan ni una sola infección con inicio de síntomas en la última semana.

Desde el primer caso registrado el 31 de enero, Sanidad ha contabilizado 245.268 infecciones mediante PCR y anticuerpos IgM si habían tenido sintomatología compatible desde el 11 de mayo.

Respecto a la hospitalización, en la última semana han ingresado 89 enfermos, nueve de ellos en cuidados intensivos. 124.779 personas han pasado por los centros hospitalarios desde el inicio de la pandemia, 11.630 de ellas en las UCIS.

En todo el mundo, casi 450.000 personas han perdido la vida debido al COVID-19 según las cifras oficiales. Los contagiados ascienden a 8,3 millones, según los últimos datos publicados por la Universidad Johns Hopkins este jueves. Más de la cuarta parte están ya en Estados Unidos, que lidera los casos registrados por delante de Brasil, Rusia e India. Los enfermos que se han recuperado son ya más de cuatro millones.