Salud

Simón admite que la cifra de fallecidos lleva "congelada" desde hace diez días

El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón. EFE

El portavoz del Comité Técnico para la Desescalada, Fernando Simón, ha admitido hoy que la cifra total de muertos «se congeló hace unos diez días» y que no se va a actualizar hasta que «las comunidades autónomas terminen de ajustar los datos».

Los informes diarios de evolución de la epidemia que emite el Ministerio de Sanidad llevan días sin coincidir con los datos aportados por las comunidades autónomas y con varios días en los que no se ha notificado ningún fallecido, algo que ha sido cuestionado desde distintos ámbitos.

Aunque Simón anunció hace unos días que la actualización de fallecidos se produciría a finales de esta semana, hoy ha reconocido que los ajustes van con retraso. «Pensábamos que íbamos a conseguir corregirlo para final de esta semana pero aún nos quedan algunos días para terminar pero serán lo más claros posibles».

Simón ha asegurado que la cifra de fallecidos corregida variará en distinta dirección según el territorio: «Algunas comunidades autónomas van a aumentar el número de casos y otras lo van a reducir. En unas se han incluido duplicados, en otras errores en la transcripción de datos y se está corrigiendo todo eso».

«A veces a mi me sorprenden las opiniones que se vierten en medios o redes sociales, da la sensación que el sistema de vigilancia y lo que está pasando en España es solo aquí. Pasa en todos los países con pocas diferencias», ha defendido Simón sobre los problemas de gestión de los datos.

Por otro lado, Simón ha valorado de forma positiva la evolución de la epidemia, que hoy deja 177 nuevos casos diagnosticados ayer, y ha asegurado que España tiene «un sistema muy sólido» para hacer frente a los nuevos casos, y ha asegurado que el tiempo desde que alguien inicia síntomas hasta que es atendido en consulta pasa de media un día y dos hasta que es diagnosticado. «Hemos conseguido implementar un sistema de vigilancia que nos permite detectar de forma precoz los nuevos casos».

Simón ha asegurado que la semana pasada se identificaron más de 57.000 casos sospechosos de COVID-19 en España, más de 33.000 de ellos en Atención Primaria, donde se hizo la PCR al 86% de los casos (el 90% en hospitales), lo que supone, según el epidemiólogo, «dos o tres puntos porcentuales más que en la semana anterior». En total, se hicieron 314.737 PCR la semana pasada. El portavoz también ha valorado que de todos los contactos de positivos a los que se ha seguido, un total de 94 (el 8%) ha desarrollado síntomas.

Este miércoles permanecían ingresados por COVID-19 en los hospitales españoles 3.469 personas, ha indicado Simón, de las que 527 estaba en cuidados intensivos, un centenar menos que la semana anterior (631).

1.155 sanitarios diagnosticados desde el 11 de mayo

Simón ha ofrecido hoy también la actualización de la evolución de infecciones entre los profesionales sanitarios. Desde el 11 de mayo se han realizado 1.155 diagnósticos, aunque han sido únicamente 65 los que han iniciado síntomas en los últimos 14 días y 19 en la semana pasada.

De nuevo Simón incide en que «no hay certeza del punto de infección» aunque en otras ocasiones, el portavoz sí ha indicado que los focos de contagio en estos momentos están sobre todo en los centros sanitarios.

Comentar ()