María Pombo ha manifestado que en el mes de mayo acudió al médico, tras comenzar a sentir unos hormigueos extraños en sus manos. Ahora, después de anunciar que está embarazada de doce semanas, ha confesado en unos stories de Instagram que le han diagnosticado esclerósis múltiple.

«Me empiezo a tratar la semana que viene con un método que es compatible con el bebé, y que no le va a hacer daño. Una vez que dé a luz, verán cuál es el mejor tratamiento que hay», indicó. «Estando embarazada no hay tantas opciones, con lo cual, en seis o siete meses veremos otras alternativas mejores para mí».

La influencer es positiva y asegura tener «una razón muy grande por la que ser muy muy feliz». Sigue creyendo que «las ilusiones ganan al peso de las piedras». «La ilusión que tenemos ahora Pablo, yo y toda mi familia gana por goleada a las piedras de la mochila», señaló.