Salud

Cataluña confina a 200.000 personas en Lleida para intentar frenar los rebrotes

Hospital de campaña instalado en Lleida. EFE

La Generalitat ha ordenado el confinamiento inmediato de más de 200.ooo personas en Lleida. Las restricciones se aplicarán con carácter inmediato desde este sábado, en un intento de poner coto a los rebrotes que se han producido esta semana en la provincia.

Las medidas se aplicarán en la comarca del Segriá desde las 12.00 horas de este sábado. En esta región sanitaria viven más de 356.000 personas. El número de contagios ha crecido con fuerza, hasta el punto de duplicarse en apenas una semana. El último balance de las autoridades sanitarias apuntaba ayer a 365 nuevos casos.

El Govern tiene como prioridad la vida y la salud de las personas, y tomará todas las decisiones y medidas necesarias», ha declarado Torra este sábado en una rueda de prensa desde el Palau de la Generalitat tras presidir una reunión con el comité técnico del Procicat.

Torra ha dicho que es una decisión difícil pero ha enviado un mensaje de serenidad y apoyo a los vecinos, así como su compromiso con su tierra y la economía: «Os pedimos que veléis por los más vulnerables».

Ante el avance de los casos, el president Quim Torra ya había avanzado este viernes que la Generalitat ya estaba contemplando medidas drásticas. «Estamos preparados para cualquier decisión que se tenga que tomar, no nos temblará el pulso, el Govern siempre pone por delante la salud y la vida de las personas», señaló el presidente catalán.

La demarcación de Lleida cuenta en la actualidad con nueve brotes activos por coronavirus, ocho en la Región Sanitaria de Lleida y uno en la Vall d’Aran -que pertenece a la de Alto Pirineo y Aran-, y más de 4.000 positivos desde el inicio de la pandemia de la COVID-19.

La movilidad entre la comarca del Segrià (Lleida) y el exterior estará limitada desde las 16.00 de este sábado solo a trabajadores, y las residencias para ancianos se cerrarán al público, tras anunciarse el confinamiento perimetral de la comarca por un brote de coronavirus.

El conseller de Interior, Miquel Buch, ha explicado en rueda de prensa que hasta esa hora se permitirá la entrada de la gente que tenga «su residencia habitual» en el interior de la comarca y la salida de quien viva fuera.

Tras las 16 horas se podrá cruzar en coche por el Segrià «si el origen y el destino no están dentro» de la comarca, y sólo se permitirá llegar por tren si es por razones laborales.

«Si alguien viene de fuera para trabajar, ningún problema. Pero ir a pasar el día o de vacaciones no se podrá», y a partir del martes será necesario un certificado de autorresponsabilidad y un certificado del puesto de trabajo.

Alba Vergés

La consellera de Salud, Alba Vergés, ha informado de que se establecerán grupos estables en las residencias de ancianos y que se cerrará el acceso al público, «pero se adoptarán medidas para que no se corte la comunicación con los familiares».

En cuanto a las explotaciones agrícolas, ha recomendado «un buen control de las medidas higiénicas, de los utensilios que se usan en estos ámbitos», y que se diga a los trabajadores que limiten su actividad social a la que sea imprescindible.

Las pruebas de Selectividad se mantienen como estaban planeadas porque «se aplicarán absolutamente todas las medidas recomendadas» de higiene, aunque ha planteado que quien no resida en el Segrià pero estudie ahí haga los exámenes en otro lugar.

Reuniones de hasta 10 personas

Vergés ha asegurado que «es imprescindible establecer medidas para limitar la expansión» del coronavirus, por lo que también ha pedido reducir la movilidad al máximo, salir solo para aquello que sea necesario y no reunirse con más de 10 personas.

«No se nos escapa que los brotes tienen un fuerte componente social», por lo que ha llamado a la ciudadanía del Segrià actuar con la solidaridad que se mostró durante la peor etapa del virus.

También ha recordado la importancia de respetar las tres normas básicas de higiene, que son mantener la distancia social, llevar mascarilla y lavarse las manos: «La mejor manera de parar los rebrotes es con estas medidas. Son las básicas, las importantes, las insustituibles».

El número de ingresados por coronavirus este viernes en el Hospital Universitario Arnau de Vilanova es de 21 en planta y 6 en la UCI, mientras que el 22 de junio había 6 en planta y 4 en UCI, lo que demuestra la «tendencia creciente» en la comarca.

Brotes en empresas frutícolas

Según explicó este viernes la gerente de las dos regiones sanitarias, Divina Farreny, los brotes de Lleida corresponden a cuatro empresas frutícolas, una empresa agroalimentaria, una comunidad de vecinos, una residencia geriátrica y el hostal Jericó, donde atienden a personas sin hogar.

Por su parte, el brote de la Vall d’Aran se originó el pasado 16 de junio a raíz de una barbacoa y cuenta de momento con ocho personas positivas por COVID.

En relación con el número de casos, la demarcación suma ya un total de 4.030 desde el inicio de la pandemia, siendo de especial relevancia los datos de la última semana, los cuales, se han triplicado con respecto a semanas anteriores.

Concretamente, el pasado 1 de julio se registraron un total de 128 casos positivos nuevos en sólo un día.

Las defunciones, por su parte, se mantienen en 240 desde hace varios días y las altas hospitalarias se sitúan en 1.339 totales.

Cabe recordar que el Ayuntamiento de Lleida, junto con la colaboración del Consejo Comarcal del Segrià, han habilitado diversos equipamientos para acoger a personas que no pueden seguir el confinamiento en su domicilio.

El Hotel Rambla, el Hotel Nastasi y la granja escuela La Manreana son los lugares habilitados que, conjuntamente, suman un 116 positivos aislados hasta el momento.

Te puede interesar

Comentar ()