Las Comunidades Autónomas de Madrid y Murcia solicitaron la semana pasada al Ministerio de Sanidad la autorización para que las farmacias puedan realizar tests de antígenos a los positivos asintomáticos por coronavirus. El Ministerio de Salvador Illa todavía no ha dado una respuesta, pero algunas farmacias ya se están preparando para cuando llegue la luz verde.

El objetivo de la Comunidad de Madrid es que medio millar de farmacias estén realizando tests antes de las Navidades para tener una fotografía lo más amplia posible de la situación epidemiológica. Pero algunos no tienen claro que Sanidad vaya a apoyar tan fácil una propuesta del Gobierno de Isabel Díaz-Ayuso.

«A mí me alucina la polémica que hay aquí. En Reino Unido, Italia, Francia, Australia o Estados Unidos ya se está haciendo y aquí estamos haciendo el indio», señala la farmacéutica Pilar Varela, que además es vocal del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.

A su farmacia de la Plaza de Puerta de Moros, en el barrio de la Latina, ha llegado gente en los últimos días para hacerse el test. «Venimos aquí porque sabemos que lo hacemos». Pero nada más lejos de la realidad. «Fíjate cómo está el tema que hay gente que se piensa que está aprobado», señala Pilar Varela.

A continuación, algunas claves de cómo serán estos tests si finalmente Sanidad los aprueba:

Personal cualificado

La prueba solo la podrá llevar a cabo personal cualificado. Tendrán que ser farmacéuticos acreditados que hayan superado además un curso específico para realizar este tipo de tests en coordinación con la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC). Las farmacias podrán elegir de forma voluntaria si quieren participar o no en este cribado.

Cita previa

Según en plan inicial, los pacientes tendrán que tener una cita previa para someterse a la prueba y no «podrán hacerse el test libremente», especifica la farmacéutica Pilar Varela. «Tendrán que ir a su centro de Salud y que el centro nos avise por SMS de que vendrá a realizarse el test», añade. Una vez que se ha hecho el test, la farmacia notificará a la Consejería de Salud los resultados, tanto si se trata de un caso positivo como si es un negativo.

Diferentes horarios

El plan diseñado contempla dos modelos diferentes a los que se pueden acoger las farmacias. En gran medida, dependerá del tamaño del local. Las farmacias podrán elegir si quieren hacer los tests durante su horario habitual o si alargan el cierre. En caso de que elijan la primera opción, el local tendrá que habilitar un circuito cerrado hasta la zona donde se lleve a cabo la prueba para evitar que los posibles contagiados estén en contacto con el resto de clientes.

Circuito cerrado

Ese circuito cerrado deberá acabar en una zona que tenga una buena ventilación y que se desinfecte después de cada test. Mientras sale el resultado (suele durar entre 15 y 20 minutos), el paciente deberá esperar en esa misma sala.

Prueba gratuita

Los pacientes que hayan acudido al centro de Salud no tendrán que pagar nada por el test de antígenos. Será gratuito, al igual que las pruebas de PCR y antígenos que se realizan en los centros de atención primaria. Por ahora no está contemplado el caso de que una persona quiera pagar por la prueba, como ya se hace en algunas clínicas privadas.