El consejero madrileño de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha asegurado que la Comunidad «se ha quedado ya sin vacunas, y por eso se ha visto obligada a «suspender las previsiones de vacunación de los hospitales» para el personal sanitario que trabaja en primera línea de covid-19.

Así lo ha asegurado durante su comparecencia ante el pleno de la Asamblea de Madrid, donde ha acusado de esta situación al «mal hacer» del Ministerio de Sanidad, que ha hecho que la región se haya quedado «sin vacunas para nuevos vacunados».

Según ha afirmado, esta misma mañana la Comunidad había administrado 150.000 dosis, «un 85 % del total de las recibidas», y se han reservado las segundas dosis para garantizar su inoculación pasados 21 días a quienes ya la han recibido.

Noticia en ampliación.