Salud

¿Protegen las mascarillas de tela contra las nuevas cepas? La OMS avisa

Personas con mascarilla en el interior de una tienda de ropa. EUROPA PRESS

Austria y Alemania acaban de hacer obligatorias el uso de las mascarillas FFP2 en tiendas, supermercados y transporte público. La nueva variante del coronavirus detectada en Reino Unido ha encendido las alarmas de los gobiernos europeos y ha abierto de nuevo el debate sobre la eficacia de unas mascarillas u otras.

El primer ministro británico, Boris Johnson, alertó esta semana de que la nueva cepa no sólo es más contagiosa, sino más mortífera. En todo caso, la Organización Mundial de la Salud (OMS) cree que la mayor mortalidad asociada a la variante británica podría deberse a la sobrecarga del sistema sanitario.

«Si la variante es más contagiosa, hay más casos y entonces hay más personas hospitalizadas. Si hay más hospitalizados y los sistemas están sobrecargados se producen más muertes porque los médicos están sobrepasados», ha justificado en rueda de prensa Maria Van Kerkhove, epidemióloga de la OMS encargada de la gestión de la pandemia.

La dirigente de la OMS ha precisado que, aunque los expertos del organismo sanitario internacional de Estados Unidos no han podido evaluar todavía la nueva información aportada por el primer ministro británico, por el momento no se ha encontrado evidencia científica de que esta variante eleve la mortalidad.

«Hasta ahora, y todavía esperamos la información de Reino Unido, no vemos que la enfermedad sea más grave, pero si infectas a más gente, más gente llega a estar grave y muere», ha añadido al respecto el director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan, quien ha insistido en la importancia de frenar los contagios para proteger los sistemas de salud.

En todo caso, el hecho de que la nueva cepa sea más contagiosa ha alarmado al resto de países europeos. Algunos, como Alemania y Austria, han decidido imponer el uso de las mascarillas FFP2, utilizadas en la pandemia en ámbitos sanitarios.

En este sentido, Van Kerkhove aseguró que los datos recopilados por la OMS «no indican que haya cambios en el modo de transmisión en las nuevas variantes». «De momento no cambiamos nuestras guías», explicó. «Todas las personas de menos de 60 años que no tengan problemas de salud particulares pueden usar las mascarillas de tela, no quirúrgicas», afirmó la responsable de la gestión de la pandemia en la OMS

«En las zonas donde el virus circula, hay que llevar puesta la mascarilla cuando las personas están amontonadas y es imposible que se hallen a por lo menos un metro de distancia las unas de las otras, y también en cuartos con poca o mala ventilación», añadió.

Comentar ()