Salud

La polémica medida para evitar contagios: prohibido estar parado en la calle desde las 19:00

El Ayuntamiento de Lucena (Córdoba) ha implementado la medida para evitar la propagación de un virus que se desboca en Andalucía

Gente paseando por la calle.

Gente paseando por la calle. EFE

El Ayuntamiento de Lucena (Córdoba) ha reforzado las medidas de seguridad para evitar la propagación del Covid-19, después de que Andalucía registrara en el día de hoy su récord diario de casos de toda la pandemia. Así, la ciudad ha prohibido a sus habitantes que salgan a la vía pública a partir de las 19:00 para evitar aglomeraciones y concentraciones en la calle.

Esta prohibición se refiere, única y exclusivamente, a la estricta permanencia o concentración en la vía pública, que no al tránsito por las calles, plazas, parques, jardines y similares del municipio, entre las 19:00 y las 6:00.

El resto de medidas incluidas en este nuevo decreto, que estará vigente hasta el próximo 3 de febrero, se mantienen sin alteración a lo estipulado por el Ayuntamiento, adaptándose a las restricciones vinculadas al nivel de alerta 4 grado 1 que la Junta de Andalucía impuso a Lucena por su alta incidencia, de 915,4 casos por cada 100.000 habitantes.

«Peleamos con un brazo atado a la espalda»

El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo (PP), ha reclamado este sábado al Gobierno que modifique el decreto del estado de alarma para que las comunidades autónomas puedan adelantar el toque de queda y establecer confinamientos domiciliarios, ya que están peleando contra el avance del coronavirus «con un brazo atado a la espalda».

«Las comunidades autónomas estamos peleando en la tercera ola con un brazo atado a la espalda porque no tenemos las herramientas», ha manifestado Bendodo en Málaga, donde ha asegurado que «el perro del hortelano habita en La Moncloa», pues «ni toma decisiones ni deja que las tomemos nosotros, ni legisla ni deja que legislemos nosotros, ni gobierna ni deja que tomemos decisiones».

Tras visitar el centro Guadalmedina en el Hospital Civil, donde se adecuan habitaciones para su posible uso por pacientes covid, ha avisado que «ni mucho menos» se está cerca del final de la tercera ola, ya que, aunque trabajan en la campaña de vacunación, necesitan que les dejen utilizar «todas las herramientas».

«Queremos del Gobierno, si decide seguir mirando hacia otro lado en esta tercera ola, que nos deje a las comunidades. Estamos dispuestos a asumir el desgaste, pero nos tienen que dar las herramientas para producir el adelanto del toque de queda o confinamientos puntuales en base a la multiplicación de casos», ha insistido.

Ha dicho que en esa lucha «con todas las herramientas posibles» la sanidad privada se pone «desde ya» a disposición de la pública y «a ningún andaluz le va a faltar una cama hospitalaria sin coste, tanto en la pública como en la privada»; ha pedido a todos los ciudadanos que «redoblen la prudencia», tras registrar la región este sábado un nuevo récord de casos diarios diagnosticados, 7.899; y lamentado el «ciclo diabólico» de los contagios, por que de esa cifra de casi 8.000 casos, un porcentaje acabará en el hospital, otro en UCI y otro fallecerá.

Te puede interesar

Comentar ()