El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado ha asegurado en su comparecencia semanal posterior al Consejo de Gobierno con los medios que la variante británica del coronavirus será prevalente en las próximas semanas en la Comunidad de Madrid.

«La variante británica está creciendo de forma exponencial en la Comunidad de Madrid y en toda España. Nosotros estimamos que en pocas semanas será la cepa prevalente y eso supone un cambio en las reglas de juego y los planteamientos sobre los que hemos venido trabajando en los últimos meses», ha afirmado el vicepresidente en la misma rueda de prensa en la que asegura que en Madrid cuenta tener el respaldo de la consejería de Sanidad para ampliar de 4 a 6 las personas que pueden reunirse en una terraza.

Si la cepa británica entra en una casa o una residencia lo más probable es que todos resulten infectados».

Ignacio Aguado

Como ya se ha probado en otras partes de España la evolución de variante sigue en expansión entre los nuevos contagios. «Hace unos meses había situaciones donde en una familia podía haber una persona contagiada, pero su pareja o su hijo no estuviera. Esto ahora no sucede, si la cepa británica entra en una casa o una residencia lo más probable es que todos resulten infectados por su alta transmisibilidad hace que sea más complicado evitar que se propague». La semana pasada la Comunidad anunció que todos los residentes de un centro sociosanitarios de Becerril de la Sierra se habían contagiado por la variante británica.

El vicepresidente no ha querido precisar «dónde se está más presente, pero sí podemos decir que en pocas semanas estará extendida mayoritariamente por la Comunidad de Madrid».

Con todo Aguado ha hecho hincapié en que en la región hay «restricciones muy duras, que afectan a todos los ámbitos» pero ha recalcado que en el Gobierno regional no son partidarios de «los cierres totales». A su parecer, hay que huir de ellos porque son «la peste, la ruina».

«En la medida en la que Salud Pública nos vaya autorizando a levantar esas restricciones, lo haremos. Ninguna de las medidas que hemos adoptado nos gustan. No queremos restricciones pero a veces no hay más remedio y por eso las adoptamos», ha apuntado.