La columna vertebral tiene como funciones la de proteger a la medula espinal, sostener el cuerpo y permitir su movimiento, así como mantener estable el centro de gravedad. Está formada por 33 vértebras o huesos individuales, y se extiende desde el cráneo hasta la pelvis.

«Hay varios problemas que pueden alterar la estructura de la columna o lesionar las vértebras y el tejido que las rodea, tales como traumatismos, tumores, o cambios óseos que ocurren con la edad o como consecuencia de nuestro estilo de vida, entre otros factores», según revela el doctor Ghassan Elgeadi, especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Quirónsalud San José (Madrid) y referente en España en cirugía de columna.

Precisamente, el también jefe de Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del citado centro sanitario ha creado un equipo con más de 9.000 cirugías con éxito a nivel nacional e internacional de intervenciones de esta tipología.

Elgeadi ha desarrollado una técnica quirúrgica, la endoscopia de columna avanzada. Con ella se puede tratar la hernia discal cervical, la hernia discal lumbar, la estenosis de canal, la artrosis facetaria, el esguince cervical, las lumbalgias mecánicas y las infecciones vertebrales, con una recuperación de los pacientes en apenas 24 horas.

Se trata de una intervención que no ha parado de evolucionar durante los últimos 20 años, creándose nuevos métodos y accesos quirúrgicos para abordar la columna vertebral. Consiste en la utilización de una cámara y una óptica aproximadamente de 3 mm de diámetro y los terminales láser para solucionar los problemas de columna.

Estas son las ventajas de esta intervención

Entre las múltiples ventajas, el doctor Elgeadi destaca la recuperación en el mismo día de la intervención, y prácticamente sin dolor, reduciendo apenas a cero los riesgos de las cirugías convencionales. «En la mayor parte de los casos, los pacientes salen del hospital andando a las pocas horas de la operación», celebra el traumatólogo.

Además, la endoscopia de columna avanzada desarrollada por este especialista de Quirónsalud San José conlleva otra serie de beneficios: «Se produce una mínima agresión de los tejidos y la rápida recuperación tras la cirugía, la visión de alta definición que no se puede obtener a simple vista o con microscopio, la incisión en la piel es de alrededor de 3 milímetros, y con esta técnica se disminuye el dolor postoperatorio, se reduce la hospitalización -la salida del hospital es casi inmediata tras la intervención- y disminuye también el riesgo de complicaciones«.

A su vez resalta que esta intervención permite el tratamiento de patologías tanto en el canal espinal como en el foraminal-extraforaminal, reduciendo así el riesgo de complicaciones degenerativas y de inestabilidad vertebral que puedan requerir cirugías más agresivas como la artrodesis intersomática (tornillos y barras).

Aparte, con esta técnica del doctor Elgeadi se reduce el sangrado en comparación con la cirugía abierta o la microdisectomía, además de comprometer un menor riesgo de infecciones gracias a la mínima incisión que se realiza (3mm).

«Simplemente se suele hacer control en consulta en los primeros 15 días tras la cirugía y al mes», matiza el experto y es que, tras la intervención, el doctor Ghassan Elgeadi, especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Quirónsalud San José señala que el pronóstico de los pacientes «es muy bueno», ya que los resultados  estudiados a corto y a medio plazo de esta técnica así lo reflejan, y sin requerir revisiones o nuevas cirugías por complicaciones.

En el caso de que se haya realizado una implantación de células madre, dado que en ocasiones se pueden implantar células madre en el disco intervertebral dañado para estudiar su mejora clínica y su prevención en la degeneración evolutiva de la columna, las revisiones son anuales para ver la evolución de mejoría del disco con una resonancia magnética.

Según reconoce este especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología, su objetivo como jefe de servicio es desarrollar nuevas técnicas que permitan reducir la agresión que suponen las técnicas convencionales.

Ante cualquier duda o problemática de la espalda, siempre anima a los pacientes a acudir a la consulta de un experto, y a pesar de la pandemia puesto que, según incide, los centros sanitarios son hoy centros seguros frente al contagio de COVID-19. En concreto, el Hospital Quirónsalud San José cuenta con la acreditación ‘Applus+ Protocolo Seguro frente a la COVID-19’, que acredita su cumplimiento de los estándares más exigentes de desinfección en esta pandemia.