Salud

Los médicos publican una guía de paliativos con la que "no debería hacer falta" la eutanasia

Una cama vacía de hospital

La OMC y SECPAL publican una Guía de Cuidados Paliativos. Unsplash

El pasado 25 de junio España se convertía en el quinto país del mundo en regular la eutanasia. La posibilidad de poner fin a la propia vida en determinados supuestos es ya una prestación médica dentro del Sistema Nacional de Salud.

La Ley de Eutanasia ha llegado con bastante consenso social pero con oposición política y de algunas entidades implicadas, como la Organización Médica Colegial (OMC) y la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL). Ambas entidades han presentado hoy una Guía de Cuidados Paliativos con la que a juicio de su coordinador, Marcos Gómez Sáncho, «no debería hacer falta ninguna otra actuación con ningún otro enfermo al final de la vida», como la eutanasia.

El médico, director del Observatorio de Atención Médica al Final de la Vida (iniciativa de la OMC y SECPAL) ha defendido que los cuidados paliativos pueden responder a todas las situaciones médicas porque «atiende también a paliativos pediátricos o en situaciones de sufrimiento existencial refractario».

Diferencias entre paliativos y eutanasia

La OMC define la sedación paliativa como un tratamiento médico, «la disminución deliberada de la conciencia del enfermo una vez obtenido el oportuno consentimiento mediante la administración de los fármacos indicados y dosis proporcionado con el objetivo de evitar un sufrimiento insostenible causado por uno o más síntomas refractarios», como ha explicado Gómez Sancho durante la presentación.

La clave son los síntomas refractarios, que se caracterizan porque «no responden a los tratamientos disponibles» y por tanto «no se pueden controlar». Así, cuando una persona los sufre, el médico «puede y debe disminuirle la conciencia para que no tenga un final tan calamitoso y desastroso como puede ser una muerte con sufrimiento», ha añadido el coordinador de la guía.

Para el médico, la diferencia entre paliativos y eutanasia es «una raya muy fina pero perfectamente nítida pero que diferencia muy bien un acto médico de un auto eutanásico».

El médico ha explicado las grandes diferencias entre ambos:

  • La intención. «En la sedación paliativa es aliviar el sufrimiento del enfermo y en la eutanasia es acabar con la vida del enfermo».
  • Los fármacos que se utilizan. «En la sedación paliativa se usa primero y casi siempre benzodiacepinas, concretamente midazolán. Algunas veces, en casos sobre todo de delirium hiperactivo hay que usar otros medicamentos como la de levopromazina o incluso barbitúricos. En el caso de la eutanasia se usan directamente barbitúricos».
  • También es diferente el procedimiento. «En la sedación paliativa usamos las dosis mínimas para conseguir el objetivo que es disminuir la conciencia del enfermo y por tanto que no sufra. En la eutanasia se utilizan dosis directamente letales».
  • «El resultado de la sedación paliativa es un enfermo sedado, dormido y sin sufrir. El de la eutanasia es un hombre muerto».
  • Por último la supervivencia, «en el caso de la sedación paliativa puede ser de horas o un pequeño número de días, en la eutanasia son unos pocos minutos».

Esas son las diferencias entre uno y otro acercamiento al final de la vida y del que la OMC y SECPAL defienden los cuidados paliativos. En ese sentido publican la guía que creen que puede necesitar «entre el 50 y 60% de los enfermos al final de la vida para tener un final apacible, digno y en su momento», a juicio de Gómez Sancho. Según sus cifras, cada año mueren en España 75.000 personas sin acceso a paliativos.

El objetivo propuesto por la OMC y SECPAL que que «ningún médico pueda decir que no sabe hacerlo, porque está perfectamente detallado» tanto el tipo y cantidad de drogas a administrar como las circunstancias.

Los médicos han incidido también en la necesidad de una ley nacional de cuidados paliativos (actualmente hay leyes de este tipo solo siete comunidades autónomas tienen normativa propia). «Todos los partidos han hecho caso omiso a nuestra propuesta de ley de cuidados paliativos, hemos empezado la casa por el tejado. La ley de eutanasia dice que lo primero que hay que explicarle a la persona son los cuidados paliativos, pero en España no hay», ha afirmado el director del Observatorio.

Te puede interesar

Comentar ()