Salud

El ántrax afecta también a cerdos y suma en total 17 casos en Extremadura

Imagen de archivo de cerdos ibéricos en Extremadura.

Imagen de archivo de cerdos ibéricos en Extremadura. Diego Casillas / Europa Press

En la última semana, Extremadura ha notificado ocho casos más de ántrax en animales y cinco de ellos en cerdos, una especie más resistente a la enfermedad y que hasta ahora no había sido afectada. Los cinco porcinos pertenecen a una misma explotación ganadera donde había vacas afectadas. Está situada en Navalvillar de Pela, la localidad que notificó el primer foco de Extremadura a inicios de septiembre.

Desde la Consejería de Agricultura de Extremadura aseguran que los animales de esta granja llevan dos semanas vacunados y que en los últimos días no se ha registrado ningún otro fallecimiento por ántrax. La enfermedad puede haber afectado a los cerdos antes de que se hubieran inmunizado ya que el período de incubación de esta enfermedad infecciosa ronda los siete días.

En total siguen siendo nueve focos de ántrax los que afronta esta comunidad autónoma y que han sorprendido porque España llevaba 17 años sin notificar caso alguno de la patología, que puede afectar tanto a animales como a humanos. En el primero de los focos fue infectada también una veterinaria que pasó la enfermedad con carácter leve.

Los animales afectados por ántrax en España y que han sido notificados a la Organización Mundial de Salud Animal (OIE) son 42, 25 en un primer foco en Ciudad Real que se cerró a principios de mes y los 17 en los focos extremeños que siguen abiertos. El presidente del Colegio de Veterinarios de Cáceres, Juan Antonio Vicente, asegura a El Independiente que «la evolución de los brotes entra dentro de lo normal y que se están tomando las medidas pertinentes para controlar la enfermedad».

Sí ha sorprendido a los veterinarios el contagio de los cerdos. «Estos animales son mucho más resistentes al carbunco que los herbívoros como vacas o caballos, pero hay que tener en cuenta que la explotación ya estaba afectada y que puede haber cantidad de ántrax», explica Vicente, quien considera que las actuaciones que se están realizando «de desinfección y eliminación de residuos son idóneas para cortar el brote».

El epidemiólogo veterinario Ignacio de Blas también apunta que la evolución de los brotes «entra dentro de lo esperable y lo más importante ahora es descubrir el origen del brote para cortar la aparición de nuevos focos». De momento la Junta de Extremadura continúa investigando tanto el origen como el desplazamiento de los focos, que aparecieron en una comarca de Badajoz y ya están en tres, una de ellas en la provincia de Cáceres.

El primer foco se localizó en Navalvillar de Pela, en la comarca de Don Benito y después ha habido focos, que se consideran secundarios (derivados del primero) en las comarcas de Logrosán (Zorita), Herrera del Duque y Mérida, como figura en la información de la Red de Alerta Sanitaria Veterinaria (RASVE).

Por otro lado, el último informe de la OIE recoge que ha habido 1.699 animales susceptibles (de las explotaciones afectadas) aunque suma 15 animales fallecidos, dos menos que los datos aportados por la Consejería de Agricultura extremeña, ya que los datos de este informe se cerraron el lunes 27.

Otra de las incógnitas es si el primer brote de Extremadura puede tener algo que ver con el brote que se dio en Ciudad Real. Comenzaron casi al mismo tiempo y 17 años después de que España notificara el último caso de ántrax. «Es bastante casualidad, y lo normal es que hubiera alguna conexión epidemiológica entre los dos brotes tanto por su proximidad en el espacio, como su simultaneidad en el tiempo. Pero mayores casualidades se han visto», reflexiona De Blas.

De momento Extremadura ha tomado medidas preventivas y algunos municipios han prohibido el paso de animales por su territorio, como es el caso del Ayuntamiento de Guadalupe (Cáceres) que ha anunciado la suspensión de la marcha hípica de la Hispanidad que debería celebrarse el próximo 12 de octubre. El municipio ha prohibido también la entrada de caballos en su localidad de forma preventiva por los casos de carbunco.

Te puede interesar

Comentar ()