Las comunidades autónomas han notificado este jueves al Ministerio de Sanidad 14.500 nuevos casos de COVID-19, 8.339 de ellos diagnosticados en las últimas 24 horas. Estas cifras son superiores a las del mismo día de la semana pasada, cuando se notificaron 6.777 positivos, lo que evidencia la tendencia al alza en la evolución de la pandemia.

La cifra total de contagios en España se eleva ya a 5.189.220 desde el inicio de la pandemia, según las estadísticas oficiales. La incidencia acumulada en los últimos 14 días por 100.000 habitantes se sitúa en 234,03, frente a 217,10 ayer.

En el informe de este miércoles se han añadido 42 nuevos fallecimientos, en comparación con 34 el jueves pasado. Hasta 88.122 personas con prueba diagnóstica positiva han fallecido desde que el virus llegó a España, de acuerdo con los datos recogidos por el Ministerio.

Actualmente, hay 4.093 pacientes ingresados por COVID-19 en toda España (3.957 ayer) y 772 en UCI (741 ayer). En las últimas 24 horas, se han producido 563 ingresos (595 ayer) y 409 altas (480 ayer). La tasa de ocupación de camas ocupadas por coronavirus se sitúa en el 3,29 por ciento (3,18% ayer) y en las UCI en el 8,39 por ciento (8,07% ayer).

Entre el 21 y el 27 de noviembre, las comunidades autónomas han realizado 878.602 pruebas diagnósticas, de las cuales 556.045 han sido PCR y 322.557 test de antígenos, con una tasa global por 100.000 habitantes de 1.868,32.

Mientras tanto, la tasa de positividad se sitúa en el 7,21 por ciento, frente al 7,22 por ciento de ayer. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que este dato se encuentre por debajo del 5 por ciento para considerar como ‘controlada’ la propagación del virus.