Será un día para señalar en nuestra historia reciente, el día en que se anuncie el final de la pandemia en la que vivimos desde el 11 de marzo de 2020. Ese día está más cerca y lo sabemos porque la Organización Mundial de la Salud (OMS) empieza a dar señales de que la pandemia se acerca a su final. 

Mark Ryan, director de Emergencias Sanitarias del organismo, reconoció ayer que la OMS está trabajando en una serie de directrices para dar forma a la transición de pandemia a una situación de “control sostenido”. Un reconocimiento tácito a que el final está cerca, de hecho asegura que publicará un documento que recogerá las directrices de esa transición, según Ryan, a finales de febrero. 

“Es plausible que Europa se acerque al final de la pandemia”, declaró el pasado domingo Hans Kluge, director regional de la OMS para Europa. Otro síntoma claro de que la OMS ya prevé el final de pandemia. 

La razón para que la prudentísima OMS deje caer esa plausibilidad y haya anunciado que prepara el escenario postpandémico está en ómicron. La variante que lo ha cambiado todo. «Una vez descienda la ola de ómicron, habrá durante bastantes semanas y meses una inmunidad global, ya sea gracias a la vacuna o porque la gente será inmune debido a la infección y también a la disminución de la estacionalidad», afirmó Hans Kluge el domingo.

Este directivo de la OMS fue el mismo que aseguró hace un par de semanas que media Europa se iba a contagiar en esta sexta ola. Lo hizo basándose en las predicciones del Institute for Health Metrics and Evaluation (Instituto de Evaluación y Métricas de Salud), organismo de la prestigiosa Universidad de Washington. 

Christopher J. L. Murray director de esta institución publicaba el viernes pasado un artículo en The Lancet titulado El Covid continuará pero el final de la pandemia está cerca, en el que asegura que “el tiempo de medidas extraordinarias por gobiernos y de la sociedad por controlar la transmisión de SARS-CoV-2 habrá terminado. Después de la ola ómicron, el Covid-19 regresará, pero la pandemia no”.

Qué falta para ponerle fin

Según el propio Mark Ryan “para terminar la emergencia internacional por la covid en 2022 hay aún muchas cosas que hacer, como reducir la infección descontrolada, especialmente en poblaciones vulnerables, y reducir el riesgo de que surjan nuevas variantes». A lo que añadió que hay que reducir la mortalidad por la enfermedad, todavía muy alta.

Para cuando la OMS ponga fecha al final de la pandemia es  probable que, a efectos reales, la pandemia ya esté terminada, si no en todo el mundo, sí en algunas zonas como Europa. “La pandemia acabará antes de que la OMS la considere acabada”, nos aseguraba en una entrevista reciente el virólogo Adolfo García-Sastre, director del Instituto de Salud Global del Hospital Monte Sinaí de Nueva York.