Salud

Las maternidades vascas exigirán tarjeta de identificación en los accesos tras el caso del bebe robado

Además se reforzará el control sobre los uniformes, se limitarán los accesos, se instalarán más cámaras y se sensibilizará al personal sobre el cumplimiento de los protocolos.

Hospital de Basurto en Bilbao.

Hospital de Basurto en Bilbao. EUROPA PRESS.

El robo de un bebé de la maternidad del Hospital de Basurto el pasado 20 de octubre hizo saltar las alertas en el Servicio Vasco de Salud. La facilidad con la que una mujer se hizo pasar por enfermera, accedió a la Maternidad y pudo sustraer el bebé ha llevado a Osakidetza a revisar el protocolo y planter un plan de mejora que pasará por la necesidad de profesionales, pacientes y familiares de disponer de una tarjeta identificativa para poder acceder. Además, se establece la necesidad de reforzar el control sobre las instalaciones en las que se guarden los uniformes y se limitarán las vías de acceso de las instalaciones.

De igual modo, la consejería de Salud trabaja en el reforzamiento de los procedimientos de información y conocimiento de los protocolos que se siguen en los procesos de embarazo y alumbramiento posterior. El plan en el que se trabaja contempla volver a la entrega de material impreso, como trípticos o documentos informativos, en los que se detallan los derechos y pasos que se siguen en el hospital durante el parto y postparto, -que se había eliminado durante la pandemia por información únicamente verbal-. Además se establecerán mecanismos de registro en los que conste la entrega de la documentación.

Tras la facilidad con la que la mujer que sustrajo el bebé accedió al hospital, se revisarán las vías de acceso de todas las maternidades de los hospitales públicos. En muchos se cuenta con más de una vía de entrada, lo que se quiere limitar en aras a un mejor control de entradas y salidas de las instalaciones. De igual manera, la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha asegurado que se contempla reforzar la instalación de cámaras y puertas de acceso que requieran identificarse. Unos sistemas que se aspira a ir implantando son que supongan una pérdida del ambiente de «cercanía» que demanda una unidad como la de maternidad.

Sagardui ha reconocido que se tendrá reforzar la sensibilización de los profesionales en el conocimiento y aplicación del protocolo que ya existía y que ahora se reforzará, así como las vías de información a los pacientes del mismo. Uno de los elementos en los que se va a incidir es la obligación de portar una tarjeta identificativa de los profesionales. De igual manera, se ha detectado una carencia en el control de acceso de los uniformes, cuya custodia se quiere reforzar.

Te puede interesar

Comentar ()