Salud | Vida Sana

Cada cuánto debo lavarme el pelo: consejos para que te dure más tiempo limpio

El lavado del pelo genera multitud de dudas, como puede ser la frecuencia en llevarlo a cabo, algo que varía según cada persona.

Cada cuánto hay que lavarse el pelo

Cada cuánto hay que lavarse el pelo

La respuesta a la pregunta sobre la frecuencia con la que debemos lavarnos el pelo no es universal, ya que varios factores deben considerarse.

La salud capilar es una prioridad para muchos, especialmente para aquellos preocupados por la posibilidad de quedarse calvos. Dado que el cabello es un rasgo estético distintivo, es esencial reflexionar sobre los hábitos adecuados para mantenerlo en el mejor estado posible.

La elección de cuántas veces lavar el cabello es altamente personal y depende del tipo de cabello y sus necesidades de higiene específicas. Además, la elección del producto adecuado para limpiar y acondicionar el cabello es crucial.

Diversos consejos circulan en la red, pero en última instancia, se trata de adaptar la frecuencia de lavado a las características individuales del cabello.

Cuándo debo lavarme el pelo

La frecuencia de lavado puede variar según el tipo de cabello. Por ejemplo, los cabellos rizados o rubios a menudo necesitan lavados más frecuentes para evitar la sequedad de las puntas.

La textura y el color del cabello también influyen en la frecuencia recomendada. El cabello más grueso generalmente se beneficia de menos lavados, mientras que el cabello fino tiende a acumular grasa más fácilmente y puede requerir lavados más frecuentes.

Además, factores como la decoloración o el teñido pueden influir en la elección de la frecuencia de lavado. El uso de champús convencionales y la exposición a la secadora pueden afectar la salud capilar, y en estos casos, se pueden considerar alternativas como el uso de aceites o sueros para mantener la humedad y reducir la necesidad de lavado.

Factores a tener en cuenta

Es esencial considerar la actividad diaria, especialmente en el caso de personas que hacen ejercicio con regularidad. En estos casos, puede ser necesario aumentar la frecuencia de lavado para mantener la higiene capilar. La recomendación general puede variar entre lavados cada dos o cuatro días, dependiendo nuevamente del tipo de cabello.

En cuanto a los pelos finos, se sugiere lavarlos cada dos días con un champú suave y sin sulfatos para evitar eliminar los aceites naturales del cabello. El exceso de champú puede secar el cuero cabelludo, creando un ciclo perjudicial que lleva a una mayor producción de aceite.

Además de la frecuencia, la forma correcta de lavar el cabello es fundamental. Es importante centrarse en el cuero cabelludo, no solo en el pelo, para eliminar eficazmente la suciedad y la grasa. Realizar movimientos circulares suaves durante el lavado también es clave para garantizar una limpieza efectiva sin dañar el cabello.

Consejos para lavarse el pelo

A continuación te contamos algunos consejos que debes seguir para lavarte el pelo de manera óptima

  • Frecuencia de lavado: Lavarse el pelo diariamente no es malo, pero la elección de productos debe adaptarse al tipo de cabello, ya que no todos requieren la misma frecuencia o intensidad de lavado.
  • Preparación antes del lavado: Cepillar el cabello antes de lavarlo es esencial para evitar enredos y facilitar la aplicación del producto.
  • Temperatura del agua: Se recomienda usar agua tibia para lavar el cabello y finalizar con agua menos caliente para cerrar las cutículas.
  • Número de lavados: Para una limpieza profunda, se aconseja lavar el cabello dos veces, prestando especial atención a las zonas propensas a ensuciarse.
  • Movimientos circulares al lavar: Lavado en movimientos circulares, empezando por el cuero cabelludo con champú suave, evitando activar la producción de grasa.
  • Elección del champú: Optar por un champú orgánico, sin sulfatos, con propiedades antioxidantes y nutritivas para limpiar y fortalecer el cabello.
  • Acondicionador o desenredantes: Utilizar productos que ayuden a desenredar el pelo, evitando roturas, y preferiblemente con ingredientes naturales.
  • Secado adecuado: Evitar frotar bruscamente con la toalla, usar mínimamente instrumentos de calor, y nunca salir con el pelo mojado.     Champú en seco: Usar champú en seco solo cuando sea necesario para evitar acumulación de productos y picores.

Según la Academia Americana de Dermatología (AAD) hay que tener en cuenta cómo es nuestro pelo. ¿Tenemos un cabello es liso? ¿rizado?, ¿teñido? ¿es graso? Conocer nuestro pelo nos dará bastante información de como debemos tratarlo.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar