“Europa no puede ser el bote salvavidas al que se suba una gran parte del sur del mundo”. Sir Antony Beevor es uno de los historiadores más respetado de todo el Reino Unido. Sus libros sobre la Segunda Guerra mundial se han convertido en bestsellers y han llevado al gran público episodios como la Batalla de Stalingrado, la muerte de Hitler o el Día D. Para Beevor, el viejo continente se encuentra otra vez al borde de un abismo. Esta vez sin embargo, la amenaza para la paz no viene de las ideologías.

“El cambio climático es el mayor riesgo para la democracia en Europa. El desastre ecológico, la destrucción de los cultivos, la escasez de agua incrementarán las oleadas de migrantes desde África, reforzando la extrema derecha en Europa. Entonces podrían surgir democracias iliberales como la de Viktor Orban en Hungría”, explica Beevor.

El historiador británico está en Madrid para presentar su nuevo libro: La batalla por los puentes: Arnhem 1944. La última victoria alemana en la segunda guerra mundial (Crítica). “Los británicos estamos fascinados por las derrotas heroicas y la batalla de Arnhem es una de ellas”, dice el escritor.



Uno de los protagonistas de la derrota de Arnhem es el general Bernard Montgomery. Fue el que decidió la operación Market-Garden a pesar que los responsables de las fuerzas aéreas lo desaconsejaran. En este vídeo Anton Beevor analiza la figura del general. Según el historiador británico la figura del general ha sido sobrevalorada por prensa y considera que gran parte de su comportamiento es imputable al síndrome de Asperger del que habría podido sufrir. Vídeo: G. M. Piantadosi

En septiembre de 1944 los Aliados planificaron una doble operación llamada “Market-Garden”. Tres divisiones aerotransportadas enviarían a sus paracaidistas detrás de las líneas enemigas para capturar los principales puentes de Holanda en manos del ejército alemán. Al mismo tiempo, una avanzada de las tropas por tierra habría arrinconado a los alemanes en una pinza. Pero no fue así. Los retrasos de las operaciones en la ciudad holandesa de Arnhem provocaron el fracaso de la operación.

La inmigración reforzará la extrema derecha y el riesgo de democracias iliberales en Europa

“Fue una derrota inútil. Desde el principio – cuenta Beevor – todo pintaba mal pero nadie fue capaz de oponerse a la decisión del General Montgomery, con consecuencias desastrosas sobre todo para la población civil que sufrió duras represalias de las SS”. Casi 2.000 soldados aliados murieron y 7.000 fueron capturados por los alemanes, cuyas bajas se calculan en 1.300 víctimas. Más de 500 civiles fallecieron durante el combate o en las represalia alemanas. La ciudad de Arnhem fue evacuada y sus habitantes obligados a dejar sus casa. Los meses siguientes serán conocidos como «el invierno del hambre», la peor hambruna de la historia moderna los Países Bajos.

La batalla de los puenteS (Crítica)

La batalla de los puenteS (Crítica)

Por un lado Beevor culpa del fracaso a la cultura militar: los oficiales de rango menor tenían miedo de no parecer suficientemente entusiastas para llevar a cabo una operación. Por otro lado estaba la vanidad de los generales que rechazan escuchar las objeciones y así un plan desastroso sigue adelante.

Una cultura que en su opinión no se ha erradicado. “Basta con ver lo que pasó en Afganistán – recuerda el historiador – ni los políticos ni los generales prestaron atención a cuantos, dentro del mismo ejército, alertaban de que la campaña se iba a convertir en un desastre”.

El Valle de los Caídos

Beevor conoce muy bien España: su primer libro, The battle for Spain (1989), es una minuciosa reconstrucción de la Guerra Civil. “No se puede utilizar la historia como una pelota de fútbol para intereses políticos partidistas”, dice en referencia a la decisión del gobierno de Pedro Sánchez de retirar el cuerpo de Franco del Valle de los Caídos.

Sin embargo está de acuerdo con que el cuerpo del Caudillo acabe en una sepultura privada. “También debería salir el cuerpo de José Antonio. En el Valle de los Caídos se deberían instalar paneles informativos para explicar el origen del monumento, su significado, cuántos prisioneros de guerra murieron para construirlo. Tenemos que entender por qué las personas del pasado actuaron como actuaron aunque no lo compartamos”. Su idea es muy parecida al proyecto -ya descartada por el gobierno – de convertir el Valle de los Caídos en un centro para la memoria histórica.

El cuerpo de José Antonio debería salir del Valle de los Caídos

El talante de Beevor no esconde el pesimismo sobre el futuro. Está convencido que vivimos en una sociedad postalfafabetizada, dispuesta a creerse las fake news y acostumbrada a considerar verdadera toda película o serie que lleve el cartel “basado en una historia real”.

Sobre Gran Bretaña opina que el Brexit dividirá aún más a los británicos “Pero hay muy poco que se pueda hacer en este punto”, dice resignado. Le gustaría que hubiera otro referéndum sobre el acuerdo de salida antes de ratificar la marcha de la UE pero está seguro de que no ocurrirá: “los políticos no se atreverán porque podría llevar al desorden civil”, asegura.

Sin embargo, ni siquiera el proyecto europeo representa para él un baluarte seguro frente a la involución antidemocrática. “No ha sido la unión de diferentes países la que ha prevenido otra guerra en Europa. Ha sido la democracia. Los países democráticos no se combaten entre ellos. Por esto el resurgimiento de la extrema derecha representa un riesgo”.