Una Constitución (también) para la discordia

Cualquier viajero lo suficientemente desinformado que visite la catedral de Ávila puede verse sorprendido, al salir al claustro, por la tumba de un duque -así consta en la inscripción de […]