Asturias | Deportes | Fútbol

El choque entre Sporting de Gijón y Ayuntamiento aleja el Mundial 2030 de Asturias

La Selección Española de Fútbol en un partido en El Molinón (Gijón) en 2019

La Selección Española de Fútbol en un partido en El Molinón (Gijón) en 2019

La lucha por las sedes del Mundial 2030 está en marcha. A más de seis años para el Mundial de Fútbol que se disputará en España, Portugal y Marruecos, las ciudades y estadios que optan a albergar algún encuentro de la histórica cita afrontan días clave.

Una de las grandes candidatas y en la que la RFEF (Real Federación Española de Fútbol) ha mostrado interés es Gijón. Con la elección de El Molinón, la Federación daría su sitio en el Mundial al Principado de Asturias, por lo una comunidad más sería parte del evento y favorecería a que nohubiera regiones con duplicidades. Por ejemplo, de celebrarse partidos del Mundial 2030 en Gijón, opciones como Anoeta o el Estadio Cornellà-El Prat perderían fuerza y se evitaría que País Vasco y Cataluña tuviesen más de una sede, ya que San Mamés y el Camp Nou se dan por hechas.

Después de varias reuniones, fotografías e incluso firmas que apuntaban a la solidez de la candidatura de Gijón como uno de los hogares del Mundial 2030, el triángulo Sporting, Ayuntamiento y Principado se ha resquebrajado.

El Ayuntamiento de Gijón ha trasladado la negativa a firmar los requisitos exigidos por FIFA para seguir en la carrera por ser sede del próximo Mundial de 2030. "Tras la reunión mantenida esta tarde, el Consistorio informa de que la única vía propuesta por Orlegi Sports, propietarios del Sporting, supone firmar un cheque en blanco a la FIFA con dinero público, decisión que entiende como una irresponsabilidad", indicó el gobierno muncipal después del encuentro celebrado entre representantes del Real Sporting de Gijón, del Ayuntamiento de Gijón y de la RFEF este jueves 22 de febrero en El Molinón.

La respuesta desde la Orlegi Sports no ha tardado en llegar. Los propiertarios del histórico club gijonés han utilizado los medios de la institución para transmitir su rechazo a la versión del Ayuntamiento. Orlegi desmiente que hayan pedido al Ayuntamiento que firme "un cheque en blanco" a la FIFA, y consideran que "Gijón es la única ciudad que ha adoptado esta postura".

La problemática surge con la financiación de las remodelaciones pertinentes que demanda la FIFA para que El Molinón albergue el Mundial. Según Orlegi, niegan que la responsabilidad de diseñar un plan de financiación o de buscarla sea exclusiva del club o de la empresa.

"Es responsabilidad de las tres partes como se pone de manifiesto en el protocolo firmado el pasado 8 de febrero por el Presidente del Principado de Asturias, la Alcaldesa de Gijón, el Presidente del Consejo de Administración del Real Sporting de Gijón y su Presidente Ejecutivo", argulle Orlegi; mientras que la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, se niega a firmar el documento de requisitos FIFA al considerarlo vinculante, por lo que el consistorio debería responder en solitario en caso de incumplimientos del Sporting de Gijón o del Principado de Asturias. 

La institución que encabeza Moriyón destaca la importancia de, antes de cualquier operación, "saber cuánto cuesta la organización y quién la paga". Olegi reinvindica su convencimiento de que el Mundial 2030 "era un instrumento inmejorable para impulsar el crecimiento del Principado y la ciudad, su conocimiento y posicionamiento en todo el mundo, así como para dotar a Gijón de un estadio moderno, innovador y sostenible totalmente integrado en el día a día de la ciudad".

Asimismo, la propiedad del Sporting incide en que el único beneficio que obtendrían sería el de disponer de un campo de fútbol como inquilino con mejores instalaciones y un mayor confort para sus aficionados. "El Real Sporting de Gijón y Orlegi Sports piden a las autoridades municipales competentes que reconsideren su decisión. Oportunidades como la del Mundial 2030 son irrepetibles", concluye la familia dueña del club gijonés.

Con el Santiago Bernabéu, Camp Nou, San Mamés, Metropolitano y La Cartuja (Sevilla) como sedes fijas para el Mundial 2030, el abánico de candidatos se reduce. La Rosaleda (Málaga) Riazor o Balaídos (La Coruña o Vigo), La Romareda (Zaragoza) aprietan, al tiempo que Anoeta (San Sebastián) y Cornellà-El Prat ganan enteros ante la indecisión en torno a El Molinón (Gijón) y Mestalla (Valencia).

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar