Deportes | Fútbol

Vinícius se regodea en Mestalla (2-2): goles, provocaciones y lluvia de insultos con polémica incluida

Vinícius celebra un gol en Mestalla

Vinícius celebra un gol en Mestalla EP

Vinícius Junior ha vuelto a ser protagonista en Mestalla. El jugador del Real Madrid fue el gran centro de atención del partido que disputaba el líder de LaLiga y el Valencia.

Como no podía ser de otra manera, el ambiente que sufrió el jugador brasileño fue infernal. Tras los episodios de insultos racistas del año pasado y los desencuentros con la parroquia valencianista de la temporada anterior, Mestalla le recibió con una sonora pitada cada vez que tocaba el balón.

Vinícius Jr tuvo que soportar insultos, ninguno de ellos racista, durante todo el encuentro. Más aún cuando el Valencia se puso por delante 2-0 en apenas 30 minutos.

No obstante, el Real Madrid impuso su gen de remontada y logró empatar el choque antes del último tramo del partido. Fue precisamente Vinícius el que logró los dos tantos.

Fue entonces, en ambas celebraciones, cuando el jugador brasileño se encaró con la afición del Real Madrid. En el primero, nada más marcar gesticuló a la grada que le insultó el año pasado. Segundos después levantó el puño, símbolo reconocido como antirracista.

En el segundo tanto, Vinícius volvió a mostrar su desencuentro con Mestalla e hizo gestos, impropios de un futbolista de Primera División para celebrar el tanto del empate, resultado que no se volvió a mover.

El partido acabó con una inmensa polémica. El árbitro pitó el final justo cuando el Real Madrid hizo el 2-3. Bellingham cabeceó un centro desde la banda derecha, precedido del último córner del partido. Gil Manzano, colegiado del partido, avisó a los jugadores que iba a ser el último lance. El árbitro quiso dejar unos segundo más, inexplicablemente, y cuando decidió hacer sonar su silbato el '5' del Real Madrid marcó el tanto que hubiera sido el de la victoria.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar

1 Comentarios

Normas ›

Comentarios cerrados para este artículo.

  1. Vini no puede decirse que sepa conrolarse. Deberán explicarselo otra vez. Ayer el Valencia salió desaforado, con permiso del árbitro hizi entrada carniceras. El fútbol se está convirtiendo en una pantomima: te tiro de la camiseta pero sólo un poco para pararte y malograr el contraataque, saltas y te empujo en el aire, te cargo pero no hombro con hombro y no pasa nada,te empujo por detrás y me tiro contigo, al menor roce me tiro y me hago la croqueta, en fin cada vez da más asco. ESo no es un juego viril. Es juego de ratas miserables que pugnan por engañar alm árbitro.