No hace falta más que una idea sencilla, un móvil y 30 segundos de tu tiempo. Naciones Unidas ha lanzado un juego global en redes sociales para demostrar cómo los pequeños cambios de comportamiento de cada uno de nosotros juegan un papel muy importante en la lucha contra la contaminación por plásticos.

Solo tienes que escoger el tipo de plástico desechable al que quieres renunciar. A continuación, grabas un video o tomas una foto tipo “selfie” mostrando la alternativa reusable que has decidido incorporar a tu vida. Por último, compártelo en medios sociales con los hashtags #SinContaminaciónporplásticos y #DíaMundialdelMedioAmbiente, y etiqueta a tres amigos para que hagan lo mismo en las 24 horas siguientes. Hasta el momento se han sumado miles de personas, incluyendo algunos rostros conocidos del mundo del espectáculo, desde celebridades de Bollywood hasta Arnold Schwarzenegger –quien se ha comprometido a sustituir las cucharas y tenedores de plásticos por los de metal- o el músico Moby, que propone dejar de beber agua de botellas de plástico de un solo uso. La medida está plenamente justificada: en todo el mundo se compra un millón de botellas de plástico cada minuto y se utilizan hasta 5 billones de bolsas de plástico desechables cada año.

Ésta es solo una de las acciones organizadas con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, que este año tiene como país anfitrión a India. Cada 5 de junio desde 1973 Naciones Unidas celebra esta conmemoración para promover un cambio de actitud en ciudadanos y políticos hacia los desafíos medioambientales que afronta el planeta. Si en 2017 tuvo su sede en Canadá con el lema “Conectar a las personas con la naturaleza”, este año se ha puesto el foco en la necesidad apremiante de detener la contaminación por plásticos que ahoga literalmente nuestros mares y océanos y amenaza la salud de los humanos.

 

¿Por qué se celebra cada 5 de junio?

El Día Mundial del Medio Ambiente surgió en el marco de la primera gran conferencia sobre cuestiones relativas al medio ambiente, celebrada en la ciudad de Estocolmo, Suecia, entre el 5 y el 16 de junio de 1972, bajo el auspicio de la ONU. Esta conferencia tuvo el objetivo de forjar una visión común sobre los aspectos básicos de la protección y la mejora del medio humano. Ese mismo año, el 15 de diciembre, la Asamblea General aprobó una resolución que designaba el 5 de junio, en coincidencia con el día de la apertura de la histórica conferencia, como Día Mundial del Medio Ambiente. Dicha resolución pedía a los gobiernos que “todos los años emprendan en ese día actividades mundiales que reafirmen su preocupación por la protección y el mejoramiento del medio ambiente”.

Una iniciativa de y quiero