BBVA obtuvo un beneficio neto atribuido de 2.797 millones de euros hasta septiembre de 2016, un 64,3% más que un año antes, debido al impacto de varias operaciones corporativas y al efecto de la fluctuación de las divisas, sin los que el crecimiento hubiera sido del 15%. En una nota remitida a la CNMV, la entidad explica que las citadas operaciones incluyen el cambio de perímetro tras la incorporación de Catalunya Banc y la compra del 14,89% adicional en el banco turco Garanti, entidad que se incorporó a las cuentas el tercer trimestre del año pasado.

Pese al buen tono de las cuentas, el consejero delegado del grupo, Carlos Torres Vila, se muestra prudente con la política de remuneración al accionista. «Hay que se prudentes a la hora de cambiar la política de dividendos. No queremos tomar decisiones precipitadas», ha señalado en la presentación de las cuentas a los analistas.  BBVA, de momento, seguirá abonando cuatro dividendos al año (dos en efectivo y dos flexibles), lo que supone un pay out (porcentaje del beneficio destinado a dividendo) en efectivo de entre el 35-40% en los próximos años.

El banco destaca que, aunque sigue siendo relevante, el impacto de la depreciación de los tipos de cambio se ha suavizado en el tercer trimestre, un periodo en que el beneficio neto estanco alcanzó los 965 millones de euros. Torres Vila, considera que «ha sido un buen trimestre, con un crecimiento sólido en los ingresos recurrentes, control de gastos y estabilidad de los indicadores de riesgo», y añade que la entidad ha logrado ya el objetivo de capital marcado para 2017.

A cierre de septiembre, el crédito a la clientela sumaba 422.844 millones de euros, el 0,8% menos que un año atrás, una cartera con un ratio de morosidad del 5,1%, frente al 5,6% de un año antes, y un porcentaje de cobertura para insolvencias del 72% frente al 74 % del año pasado, añade la entidad.Los depósitos de los clientes también cayeron ligeramente año contra año, el 1%, y se situaron en 385.348 millones.

En España, el BBVA ganó 936 millones de euros hasta septiembre, el 15,3 % menos que un año antes, en un entorno «complicado» por los bajos tipos de interés, en tanto que la unidad inmobiliaria continuó reduciendo sus pérdidas, que fueron de 315 millones, un 24,4 % inferiores a las sufridas en el mismo mes de 2015.

En cuanto a los principales márgenes de la cuenta, el de intereses, que recoge los ingresos, creció un 5,5 % y sumó 12.674 millones de euros, apoyado, como el trimestre anterior, «por el mantenimiento del dinamismo de la actividad en mercados emergentes».

Asimismo, las comisiones aumentaron un 3,3 % interanual, hasta los 3.557 millones, lo que condujo a un margen bruto de 18.431 millones de euros, un 5,1 % superior al de un año atrás, debido a la «resistencia» de los ingresos recurrentes. A este epígrafe hay que sumar la aportación de los resultados por operaciones financieras (ROF), que incluye 75 millones de euros por la venta de un 0,75 % de China Citic Bank (CNCB)

El BBVA ganó 1.441 millones en México y 298 millones en Estados Unidos

Los gastos se incrementaron un 5,8% en comparación interanual tras la citada incorporación de Catalunya Banc en abril de 2015 y por otras razones como la elevada inflación en algunos países y el efecto de las divisas. De esta forma, el margen neto se situó en 8.882 millones, un 4,4% más, y el ratio de eficiencia, o relación entre ingresos y gastos se situó en el 51,8%.

En cuanto a la solvencia, la ratio CET1 -que mide el capital de máxima calidad- fully-loaded, que adelanta futuros impactos de la normativa de Basilea III, se situó en el 12,3 % frente al 11,7 % del año anterior.

Por áreas de negocio, además de España, el BBVA ganó 298 millones en Estados Unidos (el 24,3 % menos); otros 464 millones en Turquía (+30,6 %); 1.441 millones en México (-5,3 %) y otros 576 millones (-17 %) en América del Sur, incluida Venezuela.

La entidad continuó elevando su base de clientes digitales un trimestre más y a cierre de septiembre ya sumaban 17,2 millones, tras crecer un 20 %. De ellos, 11 millones interactuaron con el banco a través del móvil, lo que supone un 41% más.