Crece el tráfico en la rampa de las salidas a bolsa en España. A escasos días de que Prosegur Cash se estrene en el parqué y pocos días después de que Neinor confirmara sus planes para comenzar a cotizar, este lunes ha sido Gestamp la que ha anunciado lo que ya era un secreto a voces.

La compañía especializada en el diseño, desarrollo y fabricación de componentes de automóviles y conjuntos metálicos para la venta a los fabricantes -provee a firmas como Renault y Volkswagen- ha informado de que tiene previsto sacar a bolsa al menos un 25% de su capital en una oferta de acciones dirigida a inversores institucionales internacionales que tendrá lugar, probablemente, en el segundo trimestre de 2017.

La intención de la familia Riberas, que controla en torno al 86% del capital del grupo a través de distintos vehículos (Acek, Gestamp 2020 y Risteel), tiene intención de vender esta participación con una valoración superior a los 3.700 millones de euros. Esto haría de Gestamp la mayor salida a bolsa en Europa desde el inicio de 2017. En 2016, sólo la germana Innogy, un spin-off (escisión) del negocio de renovables y redes del grupo RWE, obtuvo una valoración mayor en Europa, al alcanzar los 4.641 millones de euros en su salto al parqué el pasado octubre, según datos de pwc.

En 2016, sólo la alemana Innogy saltó al parqué con una valoración superior a la de Gestamp

En el mercado español hay que remontarse a febrero de 2015, cuando Aena protagonizó su debut para encontrar una operación de salida a bolsa de mayor tamaño.

Esta valoración de Gestamp se basa en el precio pagado por el grupo japonés Mitsui, que ha adquirido recientemente un 12,5% del capital del fabricante de componentes por un valor de 466 millones de euros. A este precio, el 100% de la empresa española alcanzaría un valor de 3.728 millones de euros.

En un comunicado publicado hoy, la compañía especializada en el diseño, desarrollo y fabricación de componentes de automóviles y conjuntos metálicos para la venta a los fabricantes ha explicado que después de la oferta, la familia Riberas tiene la intención de permanecer como accionista mayoritario de Gestamp, mientras que Mitsui mantendrá su participación actual.

“Convertirse en una empresa cotizada es el siguiente paso natural en nuestra trayectoria de crecimiento”, ha destacado en el comunicado el presidente y consejero delegado de Gestamp, Francisco J. Riberas.

Gestamp, que ya ha remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el folleto de la oferta, tiene la intención de solicitar la admisión a negociación de sus acciones ordinarias en las Bolsas de Valores de Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia para su contratación a través del mercado continuo.

La operación estará dirigida por JPMorgan, Morgan Stanley y UBS como coordinadores globales conjuntos globales de la oferta, mientras que Santander, Deutsche Bank y Société Générale actuarán como Joint Bookruners adicionales. BBVA, BNP Paribas y CaixaBank representan la función de co-lead managers y Lazard está actuando como asesor de la compañía.

Gestamp tiene presencia en 21 mercados y fabrica componentes para más de 800 modelos

Gestamp cuenta con una trayectoria de veinte años y tiene presencia en 21 mercados. Con 98 plantas de producción en cuatro regiones (Europa, América del Norte, América del Sur y Asia) y 36.395 empleados, fabrica componentes para más de 800 modelos de vehículos de aproximadamente 50 marcas.

En 2016, Gestamp registró una facturación de 7.549 millones de euros. Esta cifra representa un 7,3% más que el año anterior, por encima de la media de crecimiento del sector en el mismo periodo. La compañía registró un crecimiento de dos dígitos tanto en Ebitda (10,6% más que el año anterior, hasta los 841 millones de euros) como en Ebit (un 15,6% por encima del anterior ejercicio hasta los 463 millones), con un crecimiento del beneficio neto del 37,1% hasta los 221 millones en 2016.