El español Marcos de Quinto, vicepresidente ejecutivo y responsable mundial de marketing de The Coca-Cola Company, deja la compañía el próximo 1 de mayo tras 35 años en la compañía estadounidense con sede en Atlanta. Lo ha anunciado oficialmente el gigante de las bebidas refrescantes, que se encuentra en un proceso de transformación a nivel organizativo.

El madrileño que empezó a trabajar en Coca-Cola en 1982, ocupaba su actual posición en Coca-Cola desde febrero de 2015. Previamente fue presidente de Coca-Cola Iberia durante 14 años y fue también vicepresidente de la división europea de la multinacional.

Ante la salida del directivo, la compañía reconoce que De Quinto ha sido el responsable del “resurgir” en la “calidad” de la publicidad de Coca-Cola, incluyendo la “exitosa” estrategia de marketing ‘One Brand’, la campaña global ‘Taste the Feeling’ y el nuevo sistema de identidad visual de la marca Coca-Cola lanzado el año pasado, así como del relanzamiento de Fanta a nivel global en 2017.

“De Quinto también lideró el trabajo para mejorar la productividad del marketing, lo que permitió realizar reinversiones significativas en gastos de marketing y favoreció el crecimiento de la compañía”, añade Coca-Cola en el comunicado.

Marcos de Quinto es licenciado en Economía por la Universidad Complutense de Madrid y se incorporó a Coca-Cola con tan solo 24 años. Ocupó distintos puestos en el área de Marketing en España, en la División del Sudeste y Oeste de Asia, y en Alemania. También desempeñó la función de director general en Singapur y Malasia. También ha ocupado otros cargos en distintas entidades como Ecoembes o Aefi.

Salida en pleno proceso de reestructuración

The Coca-Cola Company ha agrupado las divisiones de Marketing Global, Clientes, Liderazgo Comercial y Estrategia en una nueva unidad de negocio que estará bajo el liderazgo de Francisco Cresto, el nuevo director de crecimiento de Coca-Cola. Asimismo, la compañía ha establecido el cargo de director de Innovación, por lo que el departamento se independizará de la unidad de I+D. Robert Long, actualmente vicepresidente de I+D, será el responsable de liderar la nueva división y responderá directamente ante el consejero delegado.

Además, la compañía ha integrado las divisiones de servicios transaccionales y servicios de experiencia en una nueva unidad denominada Servicios Integrados. Por su parte, la división de Información Tecnológica ahora responderá ante el consejero delegado.

Coca-Cola ha informado de que esta serie de nombramientos de alto nivel se harán efectivos cuando el actual presidente y director de operaciones de Coca-Cola, James Quincey, asuma el cargo de consejero delegado el próximo 1 de mayo. Con estos cambios, Coca-Cola pretende implantar una estructura organizativa “más ágil” que sea capaz de centrarse en la estrategia, la gobernanza y las iniciativas estratégicas de la compañía.

“El anuncio institucional es otro elemento fundamental en la transformación de nuestra empresa”, comentó Quincey, que subrayó que Coca-Cola está avanzando en su reestructuración organizativa para crecer “más rápido” y asegurar que la firma puede responder ante las necesidades de los consumidores, clientes, sistemas y asociados en todo el mundo.