Barbie no levanta cabeza. Tras tres años encandenado pérdidas, los tres primeros meses de 2017 la compañía juguetera ha perdido 113,2 millones de dólares (105 millones de euros), con lo que amplía un 55% sus números rojos respecto al mismo período de 2016.

El primer trimestre de 2017, la muñeca rubia más famosa del mundo vendió 115 millones de euros, lo que supuso un retroceso interanual del 12,5%. Aunque la compañía consiguió remontar las ventas de la muñeca en 2016 tras adaptarla a los modelos reales con sus versiones alta, baja y curvy, el aumento de ventas de los nueve primeros meses del año cayó en la campaña de Navidad, cuando se vendió un 2% menos de barbies que el año anterior.

El impulso de los nuevos modelos de Barbie se apagó en la campaña de Navidad

Otras de las grandes líneas de la compañía, como Fisher Price, Hot Wheels o Monster High también han contribuido al retroceso en este primer trimestre, según ha informado en la presentación de resultados la consejera delegada de la compañía, Margaret Georgiadis. Son los primeros resultados a los que se enfrenta Georgiadis, que se incorporó en febrero procedente de Google América para tratar de dar un nuevo giro a la compañía.

Para la multinacional, a la que Hasbro quitó en 2016 el título de mayor juguetera del mundo, estas pérdidas suponen un nuevo varapalo a tres años de caídas que se han traducido en una merma de su valor de más del 40% mientras que, durante el mismo tiempo, la compañía madre de los Gi-Joe y las princesas Disney (cuya licencia arrebató a Mattel en 2014), se ha revalorizado un 57%.

El valor accionarial de ambas compañías también ha seguido la misma tendencia. Mientras que las acciones de Mattel han caído un 23% en los últimos seis meses, las de Hasbro han crecido un 16,91%, hasta los 25,21 y 96,02 dólares respectivamente. Para Hasbro, los resultados del primer trimestre han dejado un beneficio de un 41% más, hasta los 63,2 millones de euros, lo que ha llevado a sus acciones a alcanzar nuevos máximos históricos.

 

 

Las acciones de Mattel y Hasbro han ido en direcciones inversas en los últimos meses

En 2016 Hasbro batió récord de facturación (510 millones de euros), aupada por las princesas Disney. Sus ventas aumentaron un 22% respecto al año anterior y su facturación creció un 12,8%.

Georgiadis reconocía este jueves que los “resultados del primer trimestre quedaron por debajo de las expectativas” aunque se mostraba optimista y ponía la mirada en el estreno de Cars 3, que se estrenará el próximo 16 de junio.

La guerra entre ambas jugueteras podría terminar si, como se especuló en febrero de 2016, Mattel y Hasbro llegaran a un acuerdo de fusión. Según informó Bloomberg en ese momento, ambas compañías habrían mantenido encuentros a finales de 2015 con ese fin.