Ikea sueña con conectar con sus clientes y adaptarse a sus necesidades con mayor velocidad. Para ello, la compañía sueca asegura haber escuchado a sus clientes en un proceso que ha materializado en “Ikea Temporary”, la primera experiencia mundial de este tipo y que será una especie de laboratorio de experiencias orientado al cliente.

El nuevo espacio de Ikea, que se ha presentado hoy y prevé abrir sus puertas antes de verano, es una tienda de 900 metros cuadrados, ubicada en el centro de Madrid (calle Serrano, 55) y para la que ha invertido 1’5 millones de euros. Este centro de experimentos pretende servir a la compañía para “probar nuevos ingredientes”, obtener feedback e implementarlo con “velocidad” en el resto de sus tiendas. “Los clientes nos han pedido proximidad, evolución en los servicios que ofrecemos, participación, nuevas experiencias de compra”, ha asegurado Antonella Pucarelli, directora general adjunta de Ikea España, en las obras del nuevo espacio.

La compañía quiere innovar y trasladar los éxitos con “velocidad” al resto de tiendas

“Ikea Temporary” arrancará como un espacio centrado en dormitorios. “Es el surtido más querido por nuestros clientes, con el que hay una mayor conexión emocional”, ha indicado Pucarelli, quién ha asegurado que la duración inicial del espacio será de seis meses pero que después están abiertos a, según haya funcionado, prolongar la experiencia, bajo otras temáticas o la misma, siempre según su funcionamiento.

Así mismo, dentro de la estrategia multicanal, que la compañía maneja a 10 años, se contempla la posibilidad de trasladar esta experiencia a otras ciudades dentro de España: “Ikea global mira con mucho interés el resultado de esta iniciativa”, ha afirmado Pucarelli.

Personalización, servicios y tecnología

La nueva tienda de Ikea venderá un surtido de 300 productos y expondrá tanto complementos y textiles como una selección de mobiliario. Aunque también están trabajando para ver cómo facilitan la venta del resto de stock, según ha avanzado Pucarelli, el espacio “es una inversión más que tener un objetivo de ventas” y compaginará la venta con talleres, eventos y sorpresas.

Además, de forma general, la tienda ofrecerá servicios personalizados como la posibilidad de bordar iniciales y frases en sus cojines y almohadas (de forma gratuita), de customizar los muebles -“se podrán lacar del color que quiera el cliente y contaremos con diseñadores locales que harán propuestas cada mes para que el cliente pueda elegirlas”, ha contado Lorenzo Meazza, responsable de interiorismo de Ikea.

Las obras de Ikea Temporary avanzan para que la tienda abra antes de verano

Las obras de Ikea Temporary, en la calle Serrano 55 de Madrid

Otro de los servicios que ofrecerá “Ikea Temporary” es la posibilidad de contar con el asesoramiento de un decorador, tanto a domicilio como en la tienda y con el que se podrán reservar citas. También se podrán enviar mensajes grabados (desde el interior de una cabina situada en la planta baja de la tienda) al equipo de decoración de Ikea: “El cliente nos podrá contar su problema de decoración, la ayuda que necesite y en una semana recibirá una respuesta con una solución propuesta por Ikea”, ha explicado Meazza.

El cliente podrá grabar su duda de decoración y el equipo le responderá en una semana

La tienda contará también con un “armario inteligente” con el que poder interactuar y que propondrá opciones de configuración personalizadas para cada cliente o un rincón con fichas de ideas de decoración y un calendario donde se irán exponiendo múltiples actividades.

“Queremos que quien venga no lo haga solo para comprar, sino por experimentar, pasarlo bien, que sienta que está en un sitio tan acogedor como su propia casa”. Meazza ha incidido en la decoración, que irá cambiando cada mes, y que buscará conectar con los sueños de los clientes: “La parte de abajo será muy colorida, la de arriba sin embargo será más blanca pues se acerca al sueño más profundo, a la fase REM, queremos evocar lo onírico”, ha explicado el responsable de interiorismo de la multinacional sueca durante la presentación del espacio.