Ciudadanos quiere dar continuidad a una de sus medidas estrella, la ampliación del permiso de paternidad de dos semanas a un mes, con otro paso a favor de la natalidad. Según han confirmado fuentes de la formación naranja, su intención es promover en sede parlamentaria una ampliación del complemento de la pensión por maternidad del que ahora disfrutan las mujeres a partir de dos hijos a las que tengan solo uno.

Se trata de una insistente demanda del sindicato de funcionarios CSI-F, que además pide extender el complemento a las empleadas del sector público incluidas en el régimen de clases pasivas que se hayan jubilado de forma anticipada, una vez cumplan los 65 años. Esta cuestión también será propuesta por grupo parlamentario de Ciudadanos después de la reunión mantenida con el sindicato este miércoles.

El complemento de maternidad, que entró en vigor el 1 de enero de 2016 con la finalidad de reconocer la contribución demográfica de las madres trabajadoras, se trata de un porcentaje adicional a las nuevas pensiones –viudedad, jubilación o incapacidad permanente– en función del número de hijos: 5% por 2 hijos; 10% por 3 hijos y el 15% por cuatro o más hijos.

Con estas premisas, la Seguridad Social abona ya 211.843 complementos de pensión a las mujeres que tuvieron hijos durante su carrera laboral, según los datos del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), lo que supone un 60% de las nuevas pensionistas. De estas, 110.829 corresponden a las de mujeres con dos hijos; 58.878 se abonan a pensionistas que tuvieron tres hijos y 40.804 a pensiones de mujeres con cuatro o más hijos.  Para todas estas personas, la pensión se ha visto incrementada de media en unos 800 euros.

Dos millones de potenciales beneficiarias

La otra cara de la moneda son las alrededor de dos millones de mujeres que, según el sindicato, están quedando discriminadas por tener un solo hijo. Es el caso, por ejemplo, de las mujeres que accedieron a la jubilación anticipada al cumplir los 60 años y de todas las mujeres que lo hicieron con antelación al 1 de enero de 2016, cuando entró en vigor la medida.

Además, CSI-F incluye entre las excluidas a las mujeres jubiladas dentro del régimen de clases pasivas, que tienen la posibilidad de retirarse con 60 años (y 30 años de cotización) y que, por ello, también quedan fuera de la medida.

En este contexto, Ciudadanos prevé proponer que las mujeres con un solo hijo también puedan acceder al complemento y también para que las mujeres acogidas al régimen de clases pasivas y que se acojan a la jubilación anticipada a los 60 años, también puedan disfrutarlo cuando tengan 65 años, tras unos años de suspensión del derecho.

Los de Albert Rivera reconocen que aún no saben qué grado de apoyo parlamentario podrán alcanzar. Por un lado, desde el PSOE siempre se ha considerado que el complemento de maternidad es insuficiente y se ha apostado por medidas alternativas.  De hecho, en el momento de la votación de esta iniciativa para introducirla vía enmienda en los Presupuestos de 2016, los socialistas se abstuvieron.

Ciudadanos asegura que el gasto que supondría es «factible»

A ello se suma que el PP se opone a incluir en el complemento a las mujeres con un hijo. El Ministerio de Empleo explica que la media de hijos en España es uno y que lo que se trata de reforzar con esta medida es «la contribución de quién supera la media». Hay que tener en cuenta también que generalizar el complemento a todas las madres obligaría a la Seguridad Social a hacer un gran esfuerzo presupuestario.

Al respecto, desde Ciudadanos aseguran que de momento no se tienen cifras cerradas sobre cuál sería el coste de esta extensión del complemento de maternidad, aunque las fuentes consultadas afirman que su aplicación «es factible».

Cruzando los datos sobre complemento medio –unos 800 euros anuales– y el número de mujeres excluidas que maneja CSI-F resulta un montante de unos 1.600 millones de euros al año. Sin embargo, la cifra sería menor puesto que el incentivo a aplicar a las nuevas beneficiarias se situaría, siguiendo una escala lógica, por debajo del 5% y, por tanto, el complemento medio se reduciría.

Para lograr el mayor número de apoyos posible, en Ciudadanos se estudia presentar la PNL en la Comisión de Igualdad, en la que consideran que PSOE podría tener más dificultades para retratarse y votar en contra de las modificaciones que se proponen.