Cabify acaba de salvar un proceso judicial que ponía en peligro su futuro en España. El Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid ha decidido desestimar íntegramente la demanda que la Federación Profesional del Taxi de Madrid presentó contra la sociedad Maxi Mobility Spain SL, denominación bajo la que opera Cabify. La asociación de taxistas acusaba a la compañía de competencia desleal y violación de las normas de transporte.

El conflicto judicial viene, una vez más, por la guerra que mantienen los taxistas con las empresas que trabajan ofreciendo un servicio con licencias VTC. El juez ha estimado que las normas que, según los taxistas, infringía Cabify no eran tal, y que hay que diferenciar a la empresa de los titulares de licencias de vehículos de alquiler con conductor.

En su escrito, el magistrado explica que no ha encontrado ninguna prueba de que Cabify «haya inducido a los titulares de estas licencias a cometer ninguna infracción», como puede ser carecer hoja de ruta o captar clientes a pie de calle, algo que está prohibido para las firmas que funcionan con esas VTC.

De la misma manera, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid no ha podido «acreditar» que Maxi Mobility haya «obtenido ninguna ventaja frente a sus competidores» en caso de que hubieran incurrido en «alguna infracción administrativa».

En definitiva, el tribunal ha considerado que no hay pruebas suficientes de que Cabify esté captando clientes en las calles, una acusación muy habitual entre los taxistas. La sentencia no es definitiva, sino que deja lugar a un recurso de apelación en 20 días. Si se presenta dicho recurso tendrá que ser la Audiencia Provincial de Madrid la que resuelva el caso.

«Estamos satisfechos de que finalmente se haya hecho justicia y se demuestre la legalidad de nuestros servicios», ha afirmado el Country Mánager de Cabify España, Mariano Silveyra a través de un comunicado. «Desde nuestro origen en España en 2011, hemos operado estrictamente bajo el marco legal, cumpliendo con todos los requisitos requeridos por las Administraciones», ha dicho.