César González-Bueno, consejero delegado de ING para España y Portugal, espera que Santander renueve el acuerdo que mantiene con Popular, mediante el cual sus clientes pueden hacer uso de 2.400 cajeros que pertenecen a la sociedad Euro Automatic Cash (EAC). Popular gestiona su red de cajeros a través de EAC, sociedad controlada al 50% por Popular y Euroéenne de Traitement de l’Information, una filial de Credit Mutuel. “Son muchos los millones de euros que se abonan a esa sociedad y, si Santander no los quisiese, otros los querrían. Además, el plazo de transición es larguísimo”, ha señalado el directivo, en el marco del seminario organizado por la APIE (Asociación de Periodistas de Información Económica) y la UIMP (Universidad Internacional Menéndez Pelayo).

“No dudo del acuerdo y creo que se cumplirá y funcionará, aunque el 50% de la sociedad haya cambiado de titularidad. Es un muy beneficioso para ambas partes por lo que no veo riesgo de que se rompa”, ha asegurado el ejecutivo. “Dado que genera importantes ingresos para Popular, si no le interesa a nadie, tendremos que hablar de prácticas restrictivas a la competencia”, ha declarado. Actualmente, Santander cobra 1,85 euros por las extracciones en sus cajeros a clientes de la competencia. La integración de Popular en el grupo que preside Ana Botín podría dilatarse en torno a un año. Llegado ese momento, el acuerdo vigente estaría en mayor riesgo, aunque González-Bueno se haya mostrado optimista con su continuidad. Los clientes de ING pueden sacar dinero de cualquier cajero de Popular gratis sin mínimo de importe. También tienen acceso a las 6.200 máquinas de Bankinter y Bankia, sin coste, desde 90 euros.