Telefónica da un paso más en su estrategia de agrupar sus servicios para comercializarlos conjuntamente y, al tiempo, un paso más en su apuesta clave por la televisión y por los contenidos propios. Y lo hace además acompañándolos con nuevas ofertas con precios agresivos con los que pretende romper el mercado.

El grupo comercializará a partir de ahora todos sus paquetes convergentes Fusión incluyendo su oferta de televisión de pago. No habrá posibilidad de contratar un nuevo paquete sin que esté la televisión incorporada, así que dejará de vender las ofertas convergentes que hasta ahora sólo incluían teléfono e internet móviles y fijos, según ha desvelado el presidente de Telefónica España, Luis Miguel Gilpérez, en un encuentro con periodistas.

Los más de un millón de clientes que tienen contratados ahora productos sin televisión (con las tarifas Fusión Contigo) podrán seguir manteniéndolos sin necesidad de dar el salto a los nuevos productos. Pero Telefónica ya no comercializará más paquetes convergentes que no incluyan televisión.

«Movistar es televisión y la televisión es Movistar», es uno de los eslóganes que utiliza el grupo para esta nueva apuesta y del que presume el propio presidente de Telefónica España. «No queremos una televisión para unos pocos, queremos que la televisión sea para todos, que sea universal», explica el ejecutivo. En torno a un 35% de los hogares ya cuentan con televisión de pago y las estimaciones de Telefónica es que la penetración pueda alcanzar hasta el 70 o el 80% en 2020. «Quedan dos de cada tres hogares en España sin televisión. Tenemos mucho por hacer».

Telefónica lanzó en 2012 el primer paquete convergente del mercado español con teléfono fijo y móvil, en 2013 sumó la fibra óptica, en 2014 incorporó la televisión, en 2015 unió su oferta televisiva a la de Digital + tras su adquisición. «Ahora viene lo bueno», resume Gilpérez sobre la nueva oferta televisiva incluida en todos los paquetes. «Ya no somos una compañía de comunicaciones. Queremos ser el eje digital de la vida de las personas».

Nuevas ofertas con precios agresivos

En el marco de esta nueva apuesta, el grupo lanzará la próxima semana dos nuevos paquetes convergentes (fijo + móvil +  televisión) con tarifas de bajo coste. El nuevo Movistar Fusión #0 se lanza desde 45 euros al mes y el paquete Movistar Fusión Series desde 60 euros. Nuevos productos con los que la compañía entra de lleno en la batalla por el cliente que busca precios económicos y servicios más ajustados. Vodafone, Orange y MásMóvil ofrecen paquetes en el entorno de los 40 euros, pero sin incluir televisión como sí va a hacer Movistar.

Los nuevos paquetes, que se suman a los ya existentes que incluyen más servicios y de mayor calidad (más datos, más oferta televisiva…) y que son más caras, se empezarán a comercializar el próximo 9 de julio y ese mismo día se extinguirán también las ofertas convergentes de sólo fijo y móvil. Movistar Fusión #0 cuesta 45 euros para ofertas con fibra óptica de 50 megas o 57 euros para 300 megas. Y todos los clientes tendrán telefóno fijo e internet en casa, dos líneas de móvil (una con dos gigas de datos y otra de sólo 200 megas) y una oferta limitada de televisión.

Y Movistar Fusión Series tendrá un precio desde los 60 euros para 50 megas de fibra o 72 euros para los 300 megas. Y también incluye fijo, dos líneas móviles (una con 4 gigas de datos),  internet en casa y en la oferta televisiva, además del paquete básico, se da acceso a todos los canales de series que ofrece Movistar.

La compañía también pretende dar acceso a todos sus clientes de televisión a todas las funcionalidades premium que hasta ahora sólo se ofrecían en los paquetes más caros. A lo largo del próximo trimestre, Telefónica irá sumando a todos los paquetes Fusión la posibilidad dde grabar 350 horas en red, control del directo, el acceso a todos los programas emitidos los últimos siete días, la opción ‘Ver desde el Inicio’, la posibilidad de acceder a la oferta sin conexión, así como el multiacceso desde diferentes dispositivos en el hogar.