Uber ha encontrado un compañero perfecto para su aventura en Rusia. Como ya le pasara en China, la plataforma de transporte ha decidido abandonar su negocio en el país para formar una alianza con el líder de la industria. En esta caso ha sido con Yandex, el mayor operador de internet que es el Google ruso.

De esta manera Uber cede el país a su rival, a cambio de quedarse con una participación en la nueva empresa que se creará antes de final de año y que aglutinará la actividad de la compañía estadounidense y de Yandex.Taxi, la rama del buscador soviético que es competencia directa.

Según un comunicado emitido por ambas partes, la alianza permitirá a ambos entrar en Armenia, Azerbayán, Bielorrusia, Georgia y Kazajistán, con lo que estarían presentes en 127 ciudades dentro de los seis países. La operación se completará en el último trimestre del año.

Esa sociedad, que aún no tiene nombre, estará participada en un 59,3% por Yandex, que aportará al capital 100 millones de dólares, casi 88 millones de euros, mientras que Uber invertirá 225 millones de dólares, casi 200 millones de euros, para poner a su nombre un 36,6% de la sociedad. El otro 4,1% quedará en manos de los empleados y directivos.

La diferencia en las cantidades responde a lo que, más allá del dinero, aportará cada uno a la empresa resultante. Yandex tiene una potente tecnología en cuanto a mapas y navegación, mientras que Uber no aportará mucho más allá del nombre y de su servicio UberEATS, que reparte comida a domicilio.

«El acuerdo es una señal de nuestro crecimiento excepcional en la región», ha explicado el jefe EMEA de Uber, Pierre-Dimitri Gore-Coty, en un comunicado. «Ayudará a seguir construyendo un negocio global y sostenible», ha afirmado.

La compañía resultante de la fusión entre ambas partes tendrá como CEO al jefe de Yandex.Taxi, Tigran Khudaverdyan. Entre Uber y Yandex operan actualmente más de 35 millones de trayectos al mes en Rusia, un servicio que va a expandir su influencia.

Es la segunda vez que Uber realiza una operación de este tipo. Tras una dura pugna con Didi Chuxing, su competencia directa local en China, terminó por ceder y adquirió una participación del 17,5% en la compañía asiática.

Tras el anuncio del acuerdo las acciones de Yandex en la bolsa de Moscú se disparaban más de un 17% hasta superar los 1.900 rublos por título, casi 28 euros al cambio actual.