MásMóvil, Sacyr, OHL o Liberbank. Esos son sólo algunos ejemplos de compañías que el principal accionista de Inditex, Amancio Ortega, podría comprar a tocateja -a sus actuales precios de mercado- sólo con el dinero que recibirá este año en dividendos de la compañía textil.

Inditex celebra este martes su Junta General de Accionistas, en la que está previsto que apruebe abonar un dividendo de 0,68 euros por acción a cuenta de los resultados de 2016. Esto significa que el grupo destinará 2.120 millones de euros, un 13% más que el año anterior, para retribuir a sus accionistas, lo que sitúa el payout (porcentaje del dividendo destinado a dividendos) en el 67%.

El fundador de la compañía, Amancio Ortega, controla el 59,294% de su capital, por lo que le corresponden cobrar 1.256 millones. Su hija mayor, Sandra Ortega Mera, también tiene derecho a recibir 106 millones, como propietaria del 5,052% de Inditex.

Las acciones de Inditex propiedad de Amancio Ortega están valoradas en 63.847 millones

En realidad, ambos ya se han embolsado la mitad de sus respectivos montantes. El pasado mayo, la firma textil ya abonó 0,34 euros, correspondientes al dividendo a cuenta de 2016. Será el próximo noviembre cuando distribuya el resto del pago, a través de un dividendo complementario y otro extraordinario.

De este modo, Inditex sigue engrosando el patrimonio de su máximo accionista, que se sitúa entre los cuatro principales millonarios del mundo, según el ránking elaborado por la revista Forbes. Su participación en la compañía textil alcanza, a día de hoy un valor de mercado de 63.847 millones de euros. Ortega se ha visto envuelto recientemente por la polémica, tras anunciar una donación de 320 millones de euros a la sanidad pública.

A pesar de que sus últimos resultados fueron recibidos con caídas en bolsa, la compañía propietaria de la marca Zara acumula en el año un avance del 7,58%, lo que le ha servido para afianzarse como la mayor cotizada de la bolsa española, con un valor que supera a la suma de BBVA y Telefónica, tercera y cuarta, respectivamente, en el ranking por capitalización de la bolsa española.

Las buenas cifras recientes de su competidor H&M han reforzado el optimismo en torno a la compañía española, refrendados este lunes en bolsa en un repunte del 1%. «Inditex tiende a superar a H&M apoyada por una mayor exposición a mercados de alto crecimiento, una mejor estrategia online y un tiempo de fabricación de artículos sensibles justo a tiempo, que le permite adaptarse a las condiciones climáticas», observan los analistas de Fidentiis.

La firma de análisis se muestra optimista sobre las perspectivas de las acciones de la compañía. «A los niveles actuales todavía ofrecen un buen nivel de entrada», señalan, aunque advierten de que «hay que tener en cuenta que no tendremos catalizadores para que las acciones repunten hasta final del verano, ya que los resultados del segundo trimestre de 2017 están previstos para el 20 de septiembre».