El Ayuntamiento de Barcelona se compromete a hacer todo lo posible para frenar las acciones de turismofobia en la ciudad. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha garantizado que su Gobierno municipal pondrá «todos los medios a su alcance» para evitar nuevos ataques al sector turístico en una carta de respuesta a la que enviaron una treintena de entidades para pedir firmeza ante acciones como la de Arran contra un autobús turístico.

Un total de 27 entidades empresariales de la ciudad dirigieron esta carta a Colau el lunes de la pasada semana para exigir condenas firmes y contundentes a todos aquellos que realicen actos vandálicos contra el sector turístico. En la misiva, Colau ha abogado por combatir las externalidades negativas del turismo, y ha añadido: «A este debate, nada aportan acciones como las reivindicadas por Arran, al contrario. La construcción de la ciudad es una tarea colectiva que no se puede hacer con el uso de la violencia», informa Europa Press.

La primera edil insiste en que el Gobierno municipal condena y rechaza de forma tajante los hechos, y pide trasladar su apoyo explícito a los establecimientos y trabajadores que «hayan sufrido algún ataque o discriminación».

Reunión tras el verano

«Será un placer recibiros y hablar personalmente tan pronto como me incorpore al Ayuntamiento al terminar el periodo estival», señala Colau, que cuenta con la colaboración del sector para seguir edificando una Barcelona amable, activa y segura, en palabras de la alcaldesa.

«Todos estamos de acuerdo con que el turismo es una actividad positiva para la ciudad y, por tanto, compartimos la necesidad de disminuir su impacto negativo», con el objetivo de que los beneficios irradien al conjunto de vecinos para mejorar su calidad de vida, ha defendido Colau.