La vida tiene algo de ida y vuelta por los cuatro costados. A veces es volver a los viejos lugares de los huimos, otras recomprar lo que un día vendimos y otras acabar imitando a los padres, a los que tanto criticamos. Y algo parecido ocurre cuando soñamos con la utopía de ser felices en el trabajo.

La pesadilla de un día normal en la vida de un niño bien puede ser que el profesor del matemáticas le saque al encerado, antes de que su madre le lleve al médico y, para colmo, tener que esperar a que los mayores acaben de hablar de política.

¿Y para cuándo ser CR7?  ¿Para cuándo ser la cantante o la actriz de moda? Las estadísticas, las pocas que abordan estas cuestiones, muestran que con los años, eso de querer bajar gatos de los árboles o ir a la Luna pasa a un segundo plano y los españoles acaban deseando lo que un día odiaron, del mismo modo que uno acaba contando los chistes que contaba su padre.

La compañía de recursos humanos Adecco publicaba hace unos días la XIII Encuesta ¿Qué quieres ser de mayor? En ella se incluían las respuestas de casi 2.000 chicos y chicas de entre 4 y 16 años y mostraba, en un primer acercamiento, que el 22,5% de los niños quisiera dedicarse de mayor a una profesión vinculada con las fuerzas del orden (policía, bombero o Guardia Civil); otro 22%, al mundo del deporte (futbolistas, pilotos de carreras, tenistas, boxeadores…); un 9,3% a la ingeniería.

Mientras, en el caso de las niñas, la primera opción tiene que ver con el mundo sanitario. Un 21,9% quiere ser médico, enfermera, fisioterapéuta o psicóloga. Otro 20,3% se decanta por la docencia; un 12,9% se decanta por profesiones vinculadas a los animales (veterinarias, granjeras, etc.) y, finalmente, un 12,5%, por el mundo artístico (cantantes, actrices, modelos, etc.).

 

Resultados más detallados de la encuesta precisan que los niños tienen como ejemplo a los futbolistas (18,2%), en su día desbancados por los policías, mientras que la figura del youtuber ya ocupa la cuarta posición, con un 5,1%, frente al 2,4% del pasado año. Del lado de las niñas, la profesora sigue siendo una figura de referencia (20,3%), por delante de la de médico (11,3%), veterinaria (8,6%) o peluquera (8,6%).

¿Quién quiera ser político que levante la mano?

Más allá de estas diferencias, la estadística mostraba puntos comunes entre los niños y las niñas españoles cuando se habla de política. Ambos sexos afirman que no quieren ser como Mariano Rajoy o Pedro Sánchez –30,3% ellas y 27,9% ellos–, antes incluso que ser barrenderos (entre el 15% y el 20% en ambos casos).

Hasta aquí los sueños de la niñez. ¿Qué ocurre cuando crecemos y cambiamos los parques por las oficinas? Algunas respuestas pueden encontrarse en el I Estudio sobre la situación laboral en España, elaborado por Oficina Empleo entre una muestra de más de 6.700 trabajadores españoles mayores de 18 años.

Este sondeo, aunque no desgrana los datos por sexo, deja entrever que las niñas parecen tener más claras sus preferencias desde la niñez. Así, por encima de otras profesiones, lo que los españoles quieren una vez empiezan a trabajar es ser profesores, con un 28,7% de las respuestas.

Además, los resultados sugieren que a medida que cumplimos años nos decantemos por profesiones con mayor carga filantrópica. Y es que, en segundo lugar, los españoles se decantan por la profesión de médico (18,5%).

Y en tercer lugar, aparece aquella ocupación de la que todos lo niños y niñas reniegan, la de político. Al margen del debate sobre si los políticos también cumplen una función social o si su finalidad es más bien lucrativa, un 13,7% de los españoles quieren dedicarse a ello.

Irrumpen los influencers…a todas las edades

Con todo, siempre quedan los sueños de juventud y niñez, los deseos de ser deportista o actriz. Aunque desde el pasado año empiezan a emerger nuevos perfiles traídos por las nuevas tecnologías y, sobre todo, por el desarrollo de las redes sociales. Y eso afecta a todas las edades.

Por un lado, el estudio de Adecco muestra que un 8,9% de los niños, cuando se les pregunta por qué quieren ser de mayores, se decantan por nuevas profesiones, como las de youtuber, probador o diseñador de videojuegos, diseñador de robots, etc.

También en este capítulo, el ascenso que están teniendo los influencers de las redes sociales y los youtubers se observa cuando se pregunta a los más pequeños cuál sería su jefe ideal. Para el 6,5% de los niños españoles y para el 3,2% de las niñas, sería una de estas figuras.

Ahora bien, para aquellos que ya están trabajando, un líder mediático en las redes sociales también puede ser una opción. El mismo informe de Oficina Empleo asegura que un 6,55% de los encuestados ya manifiesta que quiere ser influencer o youtuber, por encima de las profesiones de modelo (6,15%) o cantante (3,95%).