El presidente de EEUU, Donald Trump, arremetió este miércoles en Twitter contra el gigante del comercio electrónico Amazon, al que acusó de perjudicar a empresas minoristas de todo el país y provocar la pérdida de empleos en muchas ciudades y estados.

«Amazon está haciendo un daño enorme a los minoristas que pagan impuestos. Está dañando a pueblos, ciudades y estados de todo Estados Unidos, ¡y se están perdiendo muchos empleos!», escribió Trump en su cuenta oficial de Twitter.

Esta denuncia se produce apenas unos meses después de que se filtrara que el crecimiento del gigante del comercio online y su irrupción en nuevos sectores, como el de la alimentación o el de la moda está generando inquietud en la Casa Blanca.

Ésta no es la primera vez que Trump ataca a Amazon, ya que en junio pasado acusó al gigante mayorista de «no pagar impuestos» por sus ventas a través de Internet.

Trump ya acusó en junio al gigante del comercio online de evadir impuestos

Al mandatario también le irrita la dura cobertura que hace de sus políticas el diario Washington Post, propiedad del presidente de Amazon, Jeff Bezos, y sus tuits críticos con el rotativo capitalino suelen llevar delante el nombre de la firma de comercio electrónico.

«¡El #AmazonWashingtonPost, a veces citado como el guardián para que Amazon no pague impuestos por Internet (como deberían) solo da NOTICIAS FALSAS!», tuiteó Trump a finales de junio.

El pasado 1 de abril, Amazon comenzó a recaudar impuestos estatales por los productos que vende directamente, con la excepción de cinco estados que no cobran tasas por la venta de bienes: Alaska, Oregón, Montana, Delaware y Nuevo Hampshire.

No obstante, la nueva política de Amazon no se aplica obligatoriamente a los vendedores independientes que comercian a través de la plataforma digital, lo que les concede una ventaja sobre los comercios minoristas con sede física.

Varios estados están presionando a Amazon y e-Bay para que fuercen a los vendedores independientes que utilizan su plataforma a recaudar impuestos estatales o a forzarles a informar detalladamente de sus ventas.

La crítica de Trump a Amazon se suma a otras que hizo este lunes y martes al gigante farmacéutico Merck por los «precios abusivos» de sus medicamentos, aunque en ese caso reaccionaba a la decisión del presidente de esa empresa, Ken Frazier, de dimitir del Consejo de Fabricantes Estadounidenses que asesora al presidente.

Frazier y otros cuatro integrantes del Consejo decidieron abandonarlo esta semana por la tibieza del mandatario respecto a los incidentes racistas del pasado fin de semana en Charlottesville (Virginia, EEUU).

Además de sobre Amazon, Trump tuiteó este miércoles sobre Corea del Norte y sobre una elección especial para cubrir un asiento en el Senado, en un aparente intento de dejar atrás la polémica que ha generado su reacción a los hechos de Charlottesville.