Victoria legal de las grandes telecos y otro varapalo de los tribunales a Competencia. La Audiencia Nacional ha anulado las multas por importe de casi 120 millones de euros impuestas por la antigua Comisión Nacional de Competencia (CNC) a Telefónica, Vodafone y Orange en 2012 por imponer precios excesivos en la reventa a otras compañías de servicios mayoristas de mensajes SMS y MMS aprovechando su posición de dominio.

La Audiencia entiende que no está plenamente demostrada la existencia de una posición de dominio de cada una de las tres operadoras de telefonía en ese mercado mayorista de los mensajes de texto, y con ello no entra a valorar el resto de consideraciones vinculadas con la sanción (como, por ejemplo, la existencia de una posición de dominio conjunta por parte de los tres grandes grupos de telecomunicaciones del mercado español).

Según fuentes de las compañías, Vodafone y Orange ya han recibido la comunicación del contenido de la sentencia que anula la resolución sancionadora de la CNC, mientras que a Telefónica aún no le había sido comunicada la decisión oficialmente. No obstante, se da por seguro que la sentencia irá en el mismo sentido y también se le anulará la multa.

La antigua CNC, ahora integrada en la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), consideró que las tres compañías ostentaban una posición de «monopolio» en los mensajes enviados a los usuarios de su red, y la aprovecharon para imponer precios «muy elevados» a sus rivales, que acaban trasladándolos a las tarifas de sus clientes.

Las sanciones impuestas por Competencia ascendían a 46,49 millones de euros para Telefónica, a 43,45 millones para Vodafone y a 29,95 millones en el caso de Orange. Ahora esas multas quedan anuladas, aunque la CNMC dispone de un plazo de 30 días para presentar un recurso de casación para intentar revertir la anulación.