Eclipsada por Cataluña, la ciudad de Murcia está al borde de la erupción y mucha gente en España no lo sabe: el conflicto por la llegada del AVE a la capital está causando un conflicto social de calado por la instalación de pantallas provisionales a escasos metros de viviendas que dividirán a miles de vecinos. Desde hace más de 20 años los movimientos vecinales del sur de la ciudad exigen el soterramiento de un kilómetro de vía y acabar con los peligrosos pasos a nivel. Las protestas han alcanzado su clímax: en las últimas horas ha habido concentraciones con vecinos detenidos, actos vandálicos, agresiones a periodistas y corte de los trenes que van hacia Orihuela y Cartagena.

El contexto está que arde: en los últimos días ha acudido al lugar del conflicto el ministro de Fomento y este martes se acercó a parlamentar con los vecinos el presidente de Adif tras una manifestación colosal que reunió a 50.000 asistentes por el centro de Murcia, según la prensa local. Pero el diálogo y las promesas de Adif de soterrar en 2023 han descarrilado: el martes 2 de octubre por la mañana una concentración vecinal se saldó con tres heridos y dos detenidos.

Un fotógrafo de ‘La Verdad’ fue atendido de urgencia al recibir una pedrada

Lo peor llegó ese mismo día por la noche: un grupo de encapuchados lanzaron vallas y tiraron las pantallas que se habían colocado junto a la vía provisional. También quemaron contenedores. Y el fotógrafo de La Verdad que captó varias de estas escenas, Nacho García, tuvo que ser atendido de emergencia al recibir una pedrada de parte de los vándalos que increpaban a los reporteros gráficos y periodistas allí presentes. Un colaborador de ese mismo periódico también recibió insultos mientras grababa un vídeo.

Multitudinaria manifestación del sábado en la Gran Vía de Murcia.

La Plataforma Por el Soterramiento, cuyo líder histórico es el profesor jubilado Joaquín Contreras, ha condenado los hechos. Las consecuencias han afectado gravemente la circulación de trenes desde la Estación de Murcia del Carmen dirección Orihuela (Alicante) y Cartagena. La plataforma de la vía ha quedado al parecer completamente destrozada y las pantallas del AVE han caído en el corredor ferroviario. Las vallas laterales también están caídas y Renfe ha suspendido el tráfico hacia el levante y el sur durante todo este miércoles.

Gamonal en el ambiente

En teoría, el AVE llegará a Murcia en 2018. Y el soterramiento en 2023. Pero los vecinos no quieren que una decena diaria de trenes de alta velocidad se sumen a los más de noventa trenes que cada día obligan a cerrar numerosos pasos a nivel que afectan a 100.000 vecinos y han dejado varios muertos y heridos en los últimos años. En Murcia la cosa está que arde, muy parecida a los episodios de violencia en Gamonal (Burgos) en 2014, pero al coincidir con el conflicto catalán la trascendencia es más bien escasa.