El goteo de empresas que se preparan para capear las incertidumbres políticas en Cataluña sigue aumentando. En la mañana de este viernes, el grupo Service Point ha comunicado que «el Consejo de Administración de la sociedad se reúne hoy en sesión extraordinaria para analizar las posibles
medidas a adoptar, en el marco de la situación política en Cataluña», en un hecho relevante notificado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Según explica la compañía de servicios de impresión y gestión documental, entre las posibles decisiones que podría acordar el consejo se encuentra el cambio de domicilio social. Esta medida estaría justificada por la «defensa de los intereses de la compañía, sus accionistas, clientes, proveedores y empleados».

Como en los casos anteriores de Oryzon, Eurona o los grandes bancos Sabadell y CaixaBank, la posibilidad de un traslado ha sido recibida con entusiasmo por los inversores. Las acciones de Service Point se disparaban esta mañana más de un 12% en bolsa.

Este anuncio se produce pocas horas después de que trascendiera que el Consejo de Administración de Dogi International Fabrics ha acordado este jueves iniciar los trámites necesarios para trasladar su domicilio social a Madrid, según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

La empresa textil catalana, que ha adoptado esta decisión durante una reunión extraordinaria del Consejo de Administración, pretende así «optimizar sus operaciones y la relación con sus inversores», informa Europa Press.

La empresa catalana fue fundada en 1954 y tiene su principal fábrica en la localidad barcelonesa de El Masnou, donde cuenta con 163 empleados, según se informa en la web corporativa.

Dogi se une así al Banco Sabadell, que ha anunciado este jueves el traslado de su sede a Alicante. Asimismo, CaixaBank ha convocado este viernes un consejo para analizar también su traslado.