La Comisión Europea no quiere que la declaración unilateral de independencia (DUI) en Cataluña haga descarrilar el proceso de consolidación fiscal en España ahora que estaba a punto de culminar. Por eso, coincidiendo su votación en el Parlament y con la respuesta del Gobierno en el Senado activando el 155, ha enviado este viernes una carta al Ejecutivo español para que le remita «lo antes posible» una actualización del Plan Presupuestario remitido el pasado 16 de octubre.

La irrupción del desafío independentista en la agenda política nacional a raíz del referéndum del 1-O ha impedido hasta la fecha contar con el proyecto de Ley de Presupuestos para el próximo año dentro de los plazos previstos. En esta situación, el Gobierno ha optado por prorrogar las cuentas de 2017 y enviar, de momento, un Plan Presupuestario a Bruselas en el que no hay novedades normativas y en el que además se eleva la previsión de déficit para 2018 del 2,2% del PIB al 2,3%.

La UE pone énfasis en que la documentación remitida por España no incluye medidas para reducir el déficit del entorno del 3% del PIB previsto para 2017 hasta el 2,3%.

«A pesar de que entendemos que la presentación del presupuesto esté a la zaga de su calendario habitual, deseamos subrayar la importancia de que se remita puntualmente un borrador presupuestario completo», señala la carta, que firman el vicepresidente del Ejecutivo comunitario para el Euro, Valdis Dombrovskis, y el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, según recoge Europa Press.

«Por lo tanto, invitamos a las autoridades españolas a presentar, lo antes posible, un borrador de plan presupuestario actualizado a la Comisión (Europea) y al Eurogrupo», continúa la carta, en la que los mandatarios europeos dicen ser conscientes del impacto de la crisis catalana y «toman nota» del compromiso del Gobierno de Mariano Rajoy de presentar un plan actualizado «tan pronto como la legislación presupuestaria para 2018 sea enviada al parlamento español».

El Gobierno responde con cifras

En respuesta, fuentes del Ministerio de Economía han indicado a El Independiente, que «la diferencias respecto al déficit previsto para 2018 es de apenas una décimas» y que, «en todo caso, España tendrá un déficit público por debajo del 3% del PIB en 2017», frente al 3,1% comprometido inicialmente.

El departamento que dirige Luis de Guindos garantiza que  en cuanto se envíe «un Presupuesto definitivo» para 2018, el déficit será del 2,2% del PIB, es decir, que se incluirán las iniciativas necesarias para ejecutar el objetivo del 2,2% que reclama Bruselas. «Se cumplirá el objetivo», recalca Economía.

La Comisión Europea presentará sus previsiones económicas de la eurozona, la UE y todos los Estados miembros el próximo 9 de noviembre y tendrá en cuenta las repercusiones del desafío independentista.

La UE no reconoce a Cataluña

Por otro lado, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha asegurado este viernes que España sigue siendo el «único interlocutor» de la UE tras la declaración de independencia de Cataluña. Según ha dicho, para la Unión «nada cambia».

«Para la UE nada cambia. España sigue siendo nuestro único interlocutor. Espero que el Gobierno español favorezca la fuerza de los argumentos, no los argumentos de la fuerza», escribió Tusk en su cuenta de Twitter, informa Efe.