EconomíaCREAN SUS PROPIAS SECCIONES SINDICALES

La plantilla de Ryanair en España se une para frenar las prácticas laborales de la ‘low cost’

Primero fueron los tripulantes lanzando una sección sindical de Sitcpla. Y ahora los pilotos de la aerolínea crean su propio comité dentro de Sepla. Objetivo: tener convenios colectivos y evitar la multitud de tipos de contrato actuales.

logo
La plantilla de Ryanair en España se une para frenar las prácticas laborales de la ‘low cost’
El consejero delegado de Ryanair, Michael O'Leary.

El consejero delegado de Ryanair, Michael O'Leary. Efe

Resumen:

La plantilla de Ryanair en España se organiza para plantar cara a las prácticas laborales del gigante del bajo coste. Primero fueron los azafatos, que crearon hace apenas mes y medio una sección sindical en el seno del sindicato Sitcpla, y que ya les ha dado tiempo a presentar una denuncia contra la compañía por fraude.

Ahora son los pilotos los que acaban de constituir también una sección sindical dentro de Sepla. Esta misma semana, los pilotos de Ryanair en España votaron en asamblea la constitución de un comité de siete representantes para iniciar negociaciones con la compañía para pactar el primer convenio colectivo de pilotos de la low cost.

Los pilotos exigen un convenio

Sepla ha enviado esta misma mañana una carta al consejero delegado de Ryanair, Michael O’Leary, reclamándole que reconozca a los siete delegados sindicales y abra un proceso de negociación para un convenio colectivo amparado por la legislación laboral española. Y es que hasta ahora Ryanair sólo se regía por la normativa irlandesa y la aplicaba para todos sus empleados, con independencia de en qué país estuviera localizada su base de operaciones.

Ryanair es el paradigma europeo de los empleos atípicos. Muchos de sus pilotos tienen un vínculo laboral indirecto con la compañía, siendo autónomos que trabajan, a través de microempresas, para brókeres aéreos encargados de proveer de pilotos a Ryanair”, denuncia Sepla en un comunicado. “Actualmente, los pilotos de Ryanair no tienen un texto de referencia que regule sus condiciones laborales, lo que ha permitido que proliferen en el seno de una misma compañía diferentes tipos de contratos con diferentes condiciones laborales”.

Denuncia de los azafatos por fraude

La nueva sección del Sindicato de Tripulantes de Cabina (Sitcpla) presentó hace dos semanas una denuncia contra Ryanair ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social por un presunto fraude en los contratos de la compañía y por las modificaciones unilaterales de las condiciones de trabajo. A la denuncia se sumaron unos 1.800 azafatos que prestan servicios en vuelos de la aerolínea.

Sitcpla alerta de la enorme multiplicidad de contratos y diferentes condiciones laborales para una misma función, ya que algunos tripulantes tienen contrato con Ryanair y otros con sociedades propiedad de la propia aerolínea (como Crewlink o Workforce). Una práctica que supone un “absoluto fraude de ley”, según el sindicato.

Desde Sitcpla se denuncia también otras prácticas laborales de Ryanair, como la modalidad de contratos de cero horas, que permite a la aerolínea no pagar nada a los azafatos cuando no se vuela; el encadenamiento de contratos temporales, en algunos casos durante más de una década; las modificaciones unilaterales de las condiciones laborales cuando un trabajador cambia de base de operaciones; o la arbitrariedad en la concesión de descansos por paternidad y maternidad, de reducciones de jornada u otros permisos.