Economía

Aena resucitará el aeropuerto ‘fantasma’ de Murcia tras cinco años cerrado

El gestor público explotará el aeropuerto de Corvera durante 25 años y trasladará a él las operaciones de su actual centro de San Javier.

El aeropuerto de Corvera, en Murcia.

El aeropuerto de Corvera, en Murcia. Europa Press

Aena suma un nuevo aeropuerto en España. La compañía, que ya gestiona 46 centros en el país (más otros 15 más en América y Europa), explotará el aeropuerto de Murcia-Corvera durante los próximos 25 años, tras adjudicarse su gestión en el concurso público promovido por el Gobierno regional.

Aena se había quedado sola en el proceso de licitación, después de que el único rival que se había presentado al concurso se retirara en la última etapa. El grupo se dispone a resucitar un aeropuerto que lleva cinco años cerrado. Las obras del Aeropuerto Internacional de la Región de Murcia a concluyeron en 2012, y desde entonces ha estado sin actividad alguna.

“Hoy empieza la cuenta atrás para que sea realidad un proyecto histórico”, ha subrayado el presidente murciano, Fernando López Miras. Las estimaciones del Ejecutivo regional contemplan que la apertura de las instalaciones –para la que no hay una fecha concreta- generará unos 500 puestos de trabajo directos y en torno a un millar de empleos indirectos.

Aena ya cuenta con un aeropuerto en Murcia en activo, el de San Javier. Los planes del grupo ahora presidido por Jaime García Legaz pasan por cerrar al tráfico civil su actual centro murciano, y sólo mantener allí su actividad militar. Las operaciones se trasladarán de San Javier a Corvera, dos centros separados por apenas 23 kilómetros.

La historia del aeropuerto de Corvera –ahora reconvertido en Aeropuerto Internacional de la Región de Murcia- es larga. El proyecto fue alumbrado en 2001 en pleno boom de la construcción, impulsado por el Gobierno murciano fuera de la red de Aena con el objetivo de atraer más turismo.

Las obras de construcción concluyeron en 2012, tras unas inversiones de unos 270 millones de euros, avaladas en gran parte (200 millones) por el Ejecutivo regional. El aeropuerto inicialmente iba a estar gestionado por un consorcio privado liderado por Sacyr, pero el contrato acabó roto y ambas partes aún se enfrentan por esa concesión en el Tribunal Supremo.

Comentar ()