La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha anunciado «nuevas inspecciones» relacionadas con «posibles prácticas anticompetitivas» sobre contratos de Adif realizadas los pasados días 18 y 19 de diciembre. En concreto, estas posibles prácticas ilegales se habrían llevado a cabo en el «mercado de sistemas de señalización para redes de ferrocarril (alta velocidad y convencional)», según una nota de prensa de la CNMC.

Las visitas de Competencia -que no revela qué firmas han sido las señaladas- se suman a las ya lanzadas por el supervisor los pasados 18, 19 y 20 de enero de 2017 y posteriormente los días 17, 18 y 19 de mayo de este mismo año «en las sedes de varias empresas». Todas ellas «forman parte de la investigación abierta en el mercado de la fabricación, suministro, instalación y mantenimiento de sistemas de señalización, seguridad-control ferroviario, telecomunicaciones fijas y móviles y telemando de energía, etcétera», asegura el comunicado de la CNMC.

Al parecer, el motivo de la inspección es dilucidar si se produjeron «prácticas consistentes en acuerdos para la manipulación y el reparto de las licitaciones convocadas por el Adif». El regulador no ha aclarado si el administrador de infraestructuras es una de las empresas bajo la lupa de Competencia. «Si como resultado de la inspección se encontrasen indicios de prácticas prohibidas por la Ley de Defensa de la Competencia, se procederá a la incoación formal de un expediente sancionador», advierte el comunicado.

Renfe ya fue multada

Los acuerdos entre empresas competidoras pueden conllevar multas de «hasta el 10% del volumen de negocios total de las empresas infractoras», recuerda Competencia. Este organismo ya multó a Renfe en marzo con 65 millones a Renfe y otros a la alemana Deutsche Bahn con 10,5 millonespor repartirse el mercado del transporte de mercancías, algo que suscitó airadas críticas desde el operador público, que añadió que recurriría la decisión.