La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) da vía libre a la opa de Atlantia sobre Abertis. El organismo regulador que preside Sebastián Albella ha decidido este lunes mantener la autorización a la oferta del grupo italiano para hacerse con el control de la concesionaria que dirige Francisco Reynés.

De este modo, la CNMV rechaza el requerimiento efectuado por los ministerios de Fomento y Energía, que exigían la anulación de la autorización, al considerar que Atlantia debía solicitar previamente la autorización del Ejecutivo, por afectar la compra de Abertis a activos estratégicos como el operador de satélites Hispasat.

Según explica la CNMV, su decisión de rechazar el criterio del Gobierno se basa en que las autorizaciones a las que aluden los requerimientos de ambos ministerios aluden a autorizaciones que no son “requeridas por la oferta”, sino autorizaciones relativas a la transmisión indirecta de ciertos activos o contratos de los que es titular el grupo Abertis.

Además, el organismo regulador defiende que “la exigencia de autorizaciones previas en los términos previstos por el artículo 26.2 del Real Decreto de opas constituye una excepción al principio de libre
transmisibilidad de las acciones de las sociedades cotizadas. Tanto ello como, en general, el principio de libertad de movimiento de capitales obligan a ser restrictivo en cuanto al alcance del precepto”.

Del mismo modo, la CNMV considera que este tipo de autorizaciones no son de su incumbencia y recuerda que, según el Real Decreto de opas, se contempla la posibilidad de que se requieran autorizaciones con posterioridad a la aceptación de la oferta por los organismos reguladores.

Teniendo en cuenta todo esto, la CNMV manifiesta su respeto al ámbito competencial propio de los Ministerios requirentes y confía en que el proceso de opa podrá seguir adelante con normalidad”.

El proceso de compra de Abertis se encuentra actualmente a la espera de que la CNMV autorice la oferta lanzada por ACS, que sí cuenta con el visto bueno del Gobierno, a través de su filial germana Hochtief. Por su parte, se espera que Atlantia mejore en los próximos meses los términos de su propuesta, una vez que la constructora que preside Florentino Pérez ofreció un precio superior por la concesionaria española.

En cualquier caso, el pasado diciembre Atlantia anunció que había optado por reclamar el visto bueno del Gobierno español a su oferta por Abertis, “en beneficio” del mercado y de la propia Abertis y sus accionistas, y para evitar que la batalla de OPAs sobre este grupo de concesiones “se vea ralentizado”.

A pesar de ello, Atlantia asegura que la petición de solicitud “en nada desvirtúa ni modifica su posición jurídica al respecto”, esto es, su consideración de que no es precisa la autorización del Ejecutivo a la OPA. En este sentido, asegura “reservarse el derecho a la debida protección de sus legítimos intereses”.