El nuevo año arranca con una mala noticia para el bolsillo de los conductores. Y es que 2018 viene con una subida del precio de los peajes de las autopistas dependientes de la Administración General del Estado.

Las vías de pago han empezado a aplicar una subida media del precio de los peajes del 1,91%, que se traduce en muy diferentes incrementos en función de la vía concreta, los trayectos y el tipo de vehículo que circule por la autopista.

Una subida que llega tras dos años consecutivos de descensos en las tarifas. Tanto en 2016 como en 2017 se habían aplicado sendas rebajas en los precios de los peajes.

La subida coincide con la recuperación de los tráficos y con el ‘rescate’ de las nueve vías de pago quebradas, previsto para este enero, y su posterior relicitación a lo largo del próximo año por parte del Ministerio de Fomento.